No todos somos iguales

April 12th, 2016

Las ideas tienen dos niveles

1. La idea superficial que se adopta o se descarta con facilidad y suele ser de tipo práctico

2. La idea seminal que se usa para interpretar la información. Suelen ser permanentes, si cambian lo hacen lentamente. Es difícil cambiarlas porque son casi imposibles de detectar.

Uso la palabra “seminal” a propósito. Estas ideas son como semillas. Echan sus raíces en las profundidades de la mente de una persona, son fértiles y de ellas emanan otras ideas derivadas que forman toda una red de pensamiento, y además tienen la capacidad de propagarse a otras personas con facilidad.

El primer paquete de ideas seminales se adopta del entorno junto con el lenguaje y las costumbres y se usa como una lente para filtrar la información. A lo largo de la vida, una persona adopta o descarta otros paquetes de ideas seminales con los que entra en contacto y ese proceso se suele hacer por afinidad de ideas con el paquete original.

Las ideas seminales pueden ser racionales o no. Pueden estar basadas en la realidad o pueden ser producto de la ficción. La popularidad de una idea seminal no tiene mucho que ver con lo objetiva que sea. Suelen tener más éxito las ideas que son más agradables.

Hay ideas seminales mejores que otras. Como de ellas dependen las acciones y las decisiones que toma una persona, tener ideas seminales deficientes le puede llevar a cometer errores importantes. Pasa a nivel individual, pero también ocurre colectivamente.

Una idea seminal básica es la siguiente:

“Todos somos iguales”

Es agradable. Es reconfortante. Es increíblemente popular. Gusta y se propaga porque afianza una fantasía de auto control. Si la igualdad es algo innato, si todos somos iguales al nacer no eres, por defecto, peor ni mejor que ninguna otra persona.

De esa idea seminal surgen todos los siguientes mantras:

“Las mujeres y los hombres son iguales”

“Ningún pueblo es mejor que otro”

“Ninguna religión es mejor que otra”

“Ninguna cultura es superior o inferior a las demás”

“Somos parte de una raza, la raza humana”

Porque claro, si todas las personas somos iguales debemos ser, en potencia, igual de buenos, igual de inteligentes, igual de tolerantes, e igual de nobles. Si aceptamos esa idea como válida tenemos que aceptar también que por lo tanto, produciremos el mismo tipo de culturas buenas-inteligentes-tolerantes-nobles. Nuestras religiones aspirarán a los mismos ideales morales, etc.

“Todos somos iguales” es una idea que une a todas las facciones. La aceptan los socialistas. La aceptan los comunistas. La aceptan los ateos. Pero también la aceptan los liberales, los capitalistas, los católicos, los cristianos. La idea contraria, la idea de que somos diferentes y algunos somos mejores que otros, es cuando menos impopular.

Ahora, ¿de dónde viene esa creencia? ¿cuál es el origen? ¿por qué este concepto particular tiene tantos creyentes hoy? ¿Cuándo se creó? ¿Es una idea de los 60? ¿de 1790? ¿del Renacimiento? ¿de dónde ha salido?

Si nos apegamos a lo literal, el tema de los derechos humanos y de la igualdad/fraternidad/libertad nos recuerda a la Revolución Francesa. Pero las ideas salieron de la Ilustración. La igualdad es la idea que acabó con las monarquías (si todos somos iguales ¿cuál es la cualidad que tiene una familia específica y que les permite gobernarnos a todos los demás?) las suplantó por democracias, y nos trajo este estado de revolución permanente.

Del grupo que mencioné arriba, a los ateos, a los liberales y a los socialistas seguramente les guste ser identificados como herederos de la Ilustración. Después de todo, a la mayoría de ellos les gustaría pensar que sus creencias son producto de la razón y no de la fe. Pero ¿es La Ilustración el verdadero origen de la idea?

Que va, la idea es más antigua. Es una idea cristiana sacada directamente del Nuevo Testamento (1)(2). La gran innovación del proselitismo requería aglutinar a pueblos muy diferentes bajo una misma fe y la única manera de hacerlo era convencer a todo el mundo de que eran iguales entre sí y a todos los demás.

De ahí sacó la Ilustración las ideas acerca de la igualdad. No es una innovación. No es producto de la modernidad ni de la Revolución Francesa. Sino producto directo del cristianismo. La creencia secular en la idea de que todos somos iguales es en realidad una secta cripto-cristiana que oculta su origen teológico para disfrazarse de racional.

Por lo tanto, la Ilustración no fue realmente una reacción a la religión ni un abandono de la fe cristiana. Fue simplemente una adaptación del cristianismo que desechó su barniz divino y presentó el mismo contenido desde un punto de vista racional. Socialismo, comunismo, progresismo, liberalismo, capitalismo, etc, son todas herederas de la Revolución Francesa, de la Ilustración, y del Cristianismo, nacen de esa cepa ideológica.

La conexión entre la Ilustración y el cristianismo es evidente. François Fénelon, (arzobispo de Cambrai y tutor real del Delfin de Francia) escribió lo que posiblemente fue el mejor best seller de su época tanto en Francia como en el extranjero, traducido a todos los idiomas europeos: “Las Aventuras de Telémaco”. Escribió también una defensa de los derechos humanos:

Un pueblo es un miembro de la raza humana, que es la sociedad en su conjunto, de la misma forma en la que una familia es un miembro de una nación en particular. Cada individuo le debe incomparablemente más a la raza humana, que es la gran patria, de lo que le debe al país particular en el que nació (…) Abandonar el sentimiento humanitario no implica únicamente renunciar a la civilización y deslizarse hacia el barbarismo, sino además es unirse a la ceguera de las más brutas brigadas de salvajes. Es dejar de ser un hombre y convertirse en un caníbal.

Si olvidamos quién es el autor de la cita y modernizamos el lenguaje podríamos pensar que lo escribió un ateo, digamos, Richard Dawkins. O que se trata del soliloquio de un activista social cualquiera en youtube. Que es el ensayo de un estudiante de primer año de filosofía de la Complutense. Pero no, es el discurso de un arzobispo de 1690, el responsable de educar al delfín de Francia y de quien tomaría sus ideas Ilustradas tanto Luis XV de la Casa de Borbón como su hijo Luis XVI. Poner en práctica esas ideas le costaría la cabeza, a él, a su mujer, a la aristocracia francesa, al clero, y a cerca de 40 mil desgraciados más.

Cuando la realidad confronta la idea con un hecho concreto, el creyente busca una explicación que le permita continuar creyendo en su idea. Es decir, busca la explicación que le permita hacer a la realidad compatible con su filtro, porque lo contrario implicaría destruir todo su castillo de creencias. Lo que diferencia cada rama cripto-cristiana es que cada una encuentra explicaciones diferentes a las mismas contradicciones, y en eso es en lo que se diferencian.

Si buscamos las evidencias de que todos somos iguales no las encontramos por ninguna parte. Las evidencias apuntan justamente a lo contrario, a que existen enormes brechas entre sexos, entre personas, entre pueblos, razas, culturas, y religiones, y esas diferencias no son fáciles de reconciliar.

Para continuar creyendo que somos todos iguales se hace necesario encontrar una justificación externa que resuelva el problema sin comprometer la idea original. Si eres comunista justificas las diferencias con la idea del expolio que hace una clase sobre la otra. No se trata de una diferencia real entre las personas sino de privilegios materiales que unos heredan y otros no, o que unos ganan a costa de apropiarse del fruto del trabajo de los demás. Si nadie expoliara a los demás, todos seríamos iguales y el comunismo es la promesa de realizar ese sueño, el de la igualdad.

Si eres socialista interpretas las diferencias como el producto de una desigualdad de oportunidades. Es un problema del sistema que ha institucionalizado la opresión de las minorías. Es una opresión omnipresente que afecta cada ámbito de la vida y del que nadie se puede librar. Pero si aplicáramos la justicia social alcanzaríamos una verdadera igualdad de oportunidades, y entonces todos seríamos iguales.

Si eres liberal justificas las desigualdades desde el punto de vista de las decisiones individuales. Una persona está mejor que otra porque ha tomado mejores decisiones. Si un pueblo es peor que otro se le achaca la diferencia al sistema de gobierno. Es un problema de intervención del Estado o de falta de imperio de la ley. Los pueblos serían iguales si se limita el poder del Estado.

Para el capitalista las desigualdades son un problema de libertad de mercado. Si se amplía la libertad de mercado y se eliminan los obstáculos seremos iguales porque tendremos las mismas oportunidades de progresar.

El problema de estas cepas cripto-cristianas es que al sacrificar el aspecto divino de la religión católica en favor de una visión secular eliminan las restricciones del sistema. Para el cristianismo todos somos iguales… en Cristo. Lo que quiere decir es que para poder ser igual has de ser cristiano. Primero adoptas la fe, sus leyes, sus costumbres, y entonces serás igual. Pero si eliminas la fe de la ecuación entonces no hay restricción alguna. La creencia es igual de irracional en ambos casos (ninguna fe te hará igual a nadie más) pero mientras que la versión católica es simplemente una ficción, la versión cripto-cristiana es directamente destructiva.

Ninguna cosa es igual a las demás. Ser mujer y ser hombre son dos cosas completamente diferentes, tenemos diferentes necesidades, objetivos, formas de ser, etc. Las personas tampoco son iguales porque las hay mejores y peores. Hay gente noble y gente de mierda. Lo mismo ocurre con los pueblos, con las razas, y con las religiones. Ninguna cosa es igual a la otra. Puedes elegir creer en lo contrario, pero siempre será un acto de fe.

Las soluciones no fueron las adecuadas

April 11th, 2016

El periódico digital Gaceta.es publicó un capítulo de “Yo no me callo”, el nuevo libro de Esperanza Aguirre lo puedes leer aquí. Lo estuve leyendo mientras desayunaba y aunque parece que Esperanza Aguirre opina lo mismo que digo yo en este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=znfodsjgVPg a la hora de ofrecer soluciones se queda corta.

Es capaz de identificar el síntoma, la enfermedad que padece su partido (y todos los partidos timoratos de derecha en España) que han abandonado la batalla ideológica para enfocarse únicamente en lo económico y en lo práctico:

Por lo tanto, el discurso puramente económico, que el PP ha prodigado a lo largo de todo el año 2015 y en todas las Elecciones que se celebraron, la verdad es que no ha calado entre los jóvenes. Con esto no quiero decir que no haya habido mucha gente que valore bien la evolución de la economía —de ahí el 29-30 % de votos que hemos obtenido—, pero hemos sido incapaces de atraer a la otra parte de la sociedad, que es la que te da las mayorías potentes. Y hemos sido incapaces porque un Gobierno, aun en las peores circunstancias, tiene que ejercer el liderazgo político e ideológico

Y el síntoma más evidente de esa decadencia política e ideológica es el intentar constantemente adelantar a la izquierda por la izquierda, el miedo a los titulares de prensa, el miedo a ser «de derechas», el miedo al discurso enérgico. En definitiva, ese centrismo acomplejado que intenta competir con los populistas en eso, en populismo. Un centrismo que equivale, en el toreo, al diestro que, en lugar de plantarse en los medios y mandar con la muleta, se pasa la faena correteando alrededor del toro.”

La causa principal de la decadencia de los partidos de derecha en España es que no son de derecha. La mayoría silenciosa, la gente de sentido común, se ha quedado sin voz y sin representación política porque todos los partidos están ocupados apaciguando o complaciendo al mismo grupo de personas, a la izquierda cada vez más radical. ¿Quién quiere votar a un partido timorato que sólo se desmarca de ese grupo en el tema de los impuestos? No tienen nada más que ofrecer.

La raiz del problema viene todavía de más atrás. En una democracia, que es uno de los sistemas políticos más mediocres, la clase política está en un perpetuo concurso de popularidad y sus líderes abandonan cualquier convicción para acomodarse a la moda de turno si creen que eso se va a traducir en un mayor número de votos. Los asesores de los políticos de derecha se informan en la televisión y en la prensa, medios tomados por la izquierda o peor aún, se informan en twitter que está tomado por la minoría dentro de las minorías y creen que esa imagen distorsionada es la realidad, que eso es lo que quiere la gente.

El ciudadano que ni sabe lo que es Twitter ni tiene tiempo para eso porque está trabajando para mantener a su familia está en manos de políticos que se fían de publicistas, que lo mismo les dicen qué decir mañana en base a algo que vieron en Twitter la noche anterior, que hacen un anuncio de Vodafone. La gente común, la mayoría, quiere a un líder de verdad, alguien que no esté pagado por nadie, que de la cara y no se asuste con lo que vayan a decir de él en Twitter o en la tele. Que defienda sus ideas y sea consecuente con ellas.

Un ejemplo de esto que estoy contando es Donald Trump. Una persona, no un equipo de publicistas. Nadie está financiando su campaña. Sus ideas son de sentido común y las urnas dicen que la gente confía en él.

Los medios le tienen la guerra declarada, desde luego, los titulares dicen que es el candidato más odiado, que la moda de Trump se agota, que nadie le va a votar. Si te guías por los medios o por lo que la gente dice en Twitter tienes que concluir que Trump va a perder. Pero si en lugar de eso te trasladas a la realidad ves que la mayoría de la gente de la calle le ha votado en las urnas, que es el líder indiscutible del GOP, y no parece que la cosa vaya a cambiar.

Lo que me sorprende de este capítulo del libro de Esperanza Aguirre es que a pesar de que parece identificar correctamente cuál es el síntoma, a la hora de dar las soluciones parece que da las soluciones para problemas totalmente diferentes:

“Por eso creo que quienes desde el PP hablan de «nuevos PP» o de «viajes al centro», en realidad lo único que están haciendo es aceptar pasiva e ingenuamente que el centro se ha corrido hacia la izquierda colectivista delante de sus propias narices. Y, al mismo tiempo, declaran, por la vía de los hechos, que no están dispuestos a hacer nada por evitarlo, sino, más bien, que están dispuestos a sacar todo el provecho que puedan de la nueva situación.
De ahí que insista en la urgencia, no de renovar nuestras ideas, sino más bien de aprender de nuestros errores y de nuestras omisiones para reafirmarnos en aquello que siempre ha dado buenos resultados: más libertad individual, más España, menos burocracia y menos impuestos.

La solución que ofrece es bajar los impuestos, intentar eliminar la burocracia, que son dos temas prácticos, y por otro lado aumentar las libertades individuales que es su reivindicación ideológica. Es decir, considera que la respuesta es más liberalismo, es regresar al modelo primigenio del PP.

El modelo liberal está muy bien en épocas de paz y de tranquilidad. Es lo ideal si tienes un país sólido, si cuentas con un pueblo unido, homogéneo, con fronteras definidas, con independencia y autonomía, y una cultura arraigada. Pero cuando tienes un país cuya unidad está en peligro, que está en riesgo de disolverse, no solamente en lo territorial sino sobre todo en lo cultural, la solución no pasa por más libertad individual. La solución no pasa por el repudio del colectivismo. Porque aunque pese, cuando las cosas están mal, el espíritu colectivista es lo único que protege la identidad del grupo.

En el primer escenario, en épocas de paz, el liberalismo es útil. Si hay un fuego en la cocina puedes intentar apagarlo con un cubo de agua. Útil. Apropiado. Proporcional. Pero si lo que ya está ardiendo es el edificio entero la solución no es ir a buscar un cubo de agua. Un cubo de agua no va a apagar el incendio, no va a salvar a tus vecinos ni va a resolver el problema. Es una solución inadecuada por insuficiente. Eso es el liberalismo hoy.

Probablemente el problema sea enfocarse en el partido en lugar de enfocarse en el país. El problema no lo tiene el PP. Ni Ciudadanos. Ni Vox. El problema lo tiene España. El vacío ideológico de la derecha es un síntoma de la enfermedad del país, y de Europa en general, que es la invasión marxista de todas sus instituciones, la hegemonía del marxismo en la educación y en los medios de comunicación.

Hoy el marxismo es tan prevalente en la cultura que ha sustituido a la realidad en la mente de muchos españoles. Si paras a un español cualquiera en la calle y le preguntas qué es el marxismo la respuesta que te va a dar probablemente sea de tipo económico o político, pero jamás te hablará de la cultura porque la gente no comprende que ante todo el marxismo es un racimo de ideas sobre el mundo diseñado con el único propósito de debilitar las bases de nuestra sociedad. Por eso aunque un español vote al PP su cultura y sus ideas pueden estar alineadas con el marxismo. Es incapaz de verlo porque para él sus ideas marxistas no son marxismo, son la realidad. Es una ideología tan prevalente que ha sustituido la realidad y el sentido común.

Esto es posible gracias a que la derecha abandonó la batalla cultural hace mucho. La gente no sabe realmente qué es lo que propone la derecha o por qué son válidas las tradiciones sencillamente porque no han escuchado esa versión jamás. Si la derecha hiciese su labor y recuperase los espacios culturales la gente se daría cuenta y entendería la realidad. No es difícil convencerlos porque sus convicciones son débiles, la misma gente que hace 10 años se manifestaba con las manos blancas en contra de la ETA hoy defiende a los mismos asesinos de ETA llamándolos “presos políticos”. Esto es tan real que estoy segura de que conoces personalmente a más de una persona que en su día estuvo en una plaza con las manos blancas en alto manifestándose y hoy está haciendo chistes, trivializando a ETA y lavándoles la cara. La gente hoy no necesita partidos políticos sino a alguien que les explique la realidad y a un líder al que seguir. La primera persona que lo proporcionase se quedaría con todo.

Locas del coño

April 10th, 2016

Estaba leyendo este estudio que señala que las religiones monoteístas comparten las mismas actitudes hacia la sexualidad porque son sistemas de garantía de la paternidad. Las religiones son la solución cultural a un problema biológico, al hecho de que solo la mujer tiene la seguridad de que el hijo que tiene es suyo. Resolverlo es importante porque de eso depende que un padre se involucre en la crianza de su hijo.

Un padre que está seguro de que su hijo es suyo, se involucra en su crianza. Un padre que no está seguro si el hijo de su mujer es suyo o no, difícilmente destinará recursos, esfuerzo y tiempo en protegerlos. A corto plazo la consecuencia directa de esa incertidumbre es la creación o la ausencia de la estructura familiar. A largo plazo de eso depende la civilización en su conjunto.

El estudio prueba que las diferentes religiones monoteístas funcionan como funcionaría hoy un test de ADN solo que a priori. El estudio es muy interesante pero no me voy a extender porque aunque me gusta hacer rabiar a los ateos, no es de esto que va el post de hoy. Si quieres leer el estudio puedes hacerlo en este enlace.

El hecho es que me topé con este párrafo mientras lo leía:

“Los Dogon no utilizan métodos anticonceptivos y el 83% de sus mujeres son muy fértiles (entre 7 y 13 bebés vivos). La duración mediana de la amenorrea es de 20 meses y la menstruación es un raro evento seguido rápidamente de otro embarazo.”

Hasta ahora no lo sabía, pero durante la lactancia las mujeres no ovulan, ni menstrúan si dan pecho ininterrumpidamente. Si una mujer queda embarazada son 9 meses sin regla, seguidos de 20 meses más de amenorrea, es decir, casi dos años y medio sin ciclo menstrual. Hay que admirar la belleza del cuerpo humano que es capaz de darle a la madre un respiro y que evita que el bebé tenga que competir con otro por los mismos recursos.

Ahora imagina por un momento que vives en una dimensión paralela, un mundo alternativo en el que el feminismo nunca existió, nadie ha escuchado hablar de la liberación femenina, de las mujeres independientes, ni de la empoderación. No existen los métodos anticonceptivos, nadie tiene sexo fuera del matrimonio y la gente mantiene aún la estructura social que tuvo la civilización durante los últimos 2 mil años.

En este mundo alternativo la tecnología es la misma que tenemos hoy, las ciudades son exactamente iguales, tenemos teles y iPads, tenemos internet y viajamos en avión. La única diferencia es que las mujeres no trabajan, no tienen carreras ni van a la universidad. La educación femenina se enfoca en el placer, en los sentidos, y se aprende en círculos ínter-generacionales de mujeres que enseñan a las más jóvenes todo lo que necesitan saber para triunfar en ese mundo: cómo llevar un hogar, cómo cuidar de los hijos, cómo complacer a su marido, cómo ser guapas.

Las mujeres se casan muy jóvenes, a partir de los 15 o 16 años y como no existen métodos anticonceptivos quedan embarazadas de inmediato. Una vez embarazadas no vuelven a tener la regla durante dos años y medio. Pasado el tiempo de lactancia vuelven a quedar embarazadas rápidamente. El ciclo menstrual no es realmente un ciclo, ni es importante, porque ocurre poco.

Una mujer de ese universo paralelo, a la edad de 30 años posiblemente tendría alrededor de cinco hijos, un matrimonio estable, y la regla sería una anécdota, algo que le ocurrió una vez, no lo recuerda muy bien. En nuestra cultura, sin embargo, una mujer de esta generación con 30 años ha tenido la regla unas 196 veces, no tiene hijo alguno ni marido conocido, toma un cóctel de pastillas anticonceptivas y antidepresivos, y aunque tiene muchos títulos universitarios porque pertenece a la generación más preparada, se acaba de enterar que durante la lactancia no viene la regla. Como profesional le va bien, tiene un trabajo de oficina que se ganó después de pasar media década de becaria y en el que le pagan 600 euros. Pero es una mujer empoderada, independiente, y realizada.

La tragedia moderna concluye cuando la mujer independiente alcanza la edad de 45 años, sin hijos y sin marido, su belleza se marchita y con ella se le termina su carousel de eat-pray-love. Se termina también la atención de los hombres, la ristra de beneficios propios de su sexo, su mejor arma para negociar, y lo único que le espera es una larga vida en soledad. Más le vale que su carrera haya merecido la pena, que su jefe se jubile a tiempo para que pueda ascender, y que su trabajo la satisfaga, porque será su único consuelo.

Mientras tanto lo de la regla como excepción o como regla puede parecer una tontería, pero es importante. Si eres mujer y sufres de ansiedad lo mejor que puedes hacer es anotar en un diario tu humor cada día. Anota antes de dormir si durante el día te sentiste calmada, ansiosa, nerviosa, preocupada, motivada, feliz, etc. Después de cinco o seis meses puedes buscar en las páginas de tu diario si existe alguna tendencia. Te adelantaré algo que no te esperas: los días de ansiedad coinciden en la mayoría de los casos con la fase lútea de tu ciclo menstrual. Los días de calma, alegría y alta motivación suelen coincidir con la fase folicular. Cada una dura 14 días más o menos.

Lo que quiere decir que las crisis de locura y cambios de ánimo no son solamente producto del “síndrome pre-menstrual” sino que es una realidad de todo el ciclo. El estrógeno que es la hormona que produces los primeros 14 días de tu ciclo y que preparan a tu cuerpo para la ovulación te hacen sentir feliz, calmada, motivada, y con energía. La progesterona que prepara tu cuerpo para la regla durante los siguientes 14 días te hace sentir deprimida, ansiosa, de mal humor, y hace que tu cerebro actúe de manera más lenta.

Creas en el diseño inteligente o en la evolución, el cuerpo de la mujer no está pensado para tener la regla una y otra vez de forma consecutiva y sin interrupción durante toda tu vida. Se supone que la regla es un evento que ocurre cada dos años entre un embarazo y otro. Este ciclo de hormonas al que nos sometemos todos los meses en nombre de la empoderación nos hace unas locas del coño. La mitad del mes las mujeres somos incapaces de tomar decisiones, de ser consecuentes, de pensar con la cabeza, de mantener la calma. Sufrimos de desórdenes alimenticios, depresiones, cuadros de ansiedad, y paranoias varias. Las feministas culpan al Patriarcado. La causa real son las hormonas.

El feminismo ha hecho creer a las mujeres occidentales que el sexo es un constructo social, que las diferencias entre los hombres y las mujeres son cosméticas. No es verdad. El sexo es una realidad biológica que afecta cada célula de nuestro cuerpo. Los roles sexuales no son producto de la cultura, sino de la biología. Si existe el Patriarcado es el resultado de nuestra biología y cambiarlo es primero imposible y segundo estúpido.

Por esa razón el feminismo no lucha en contra del machismo ni en contra del Patriarcado, la lucha real del feminismo es en contra de la feminidad, en contra de todas las diferencias que nos hacen ser mujeres y no hombres. La lucha feminista se basa en intentar hacer de la mujer un hombre y nunca seremos mejores que los hombres en la masculinidad.

La guerra del feminismo en contra de la feminidad es total. En el área sexual el feminismo busca igualar la sexualidad femenina con la masculina castrándola en el proceso. Las relaciones sexuales son solamente un detalle dentro de la rica vida sexual de la mujer. La sexualidad femenina incluye la gestación, el parto, y la lactancia. Pero las feministas reducen la sexualidad femenina a la regla y a follar que son los dos temas que las obsesionan, porque ese es el equivalente a la sexualidad masculina que se limita únicamente a follar y eyacular. La sexualidad femenina es más rica, es más compleja, y su conclusión natural es una nueva vida. Ni en ese último punto ceden las feministas y por eso defienden el aborto y los anticonceptivos.

En lo cultural la guerra es en contra de todos los valores de la feminidad que son la belleza, la juventud, el reposo, la sensualidad (una concepción del mundo basada en los sentidos a diferencia de la concepción masculina que se basa en la razón), la maternidad, y el hogar. Las feministas repudian todos los valores tradicionales de la feminidad, y se llevan por delante a los siglos de sabiduría de nuestras antepasadas en el proceso.

El feminismo, en resumen, envidia la masculinidad y por eso sacrifica la feminidad y a los hombres. Pretende eliminar la feminidad, apropiarse de la masculinidad y suplantar a los hombres. El resultado es un abandono de los roles femeninos y un enfrentamiento entre los hombres y las mujeres que es imposible de resolver porque hace que las mujeres compitan por los roles masculinos y los hombres, que son biológicamente incapaces de adoptar el rol femenino por excelencia, se sienten redundantes.

No existe ninguna otra ideología en la historia con la capacidad que tiene el feminismo de destrozar las familias y evitar que se creen familias nuevas. Con el feminismo ni siquiera es necesaria la garantía de la paternidad para mantener la estructura familiar porque se han dado a la tarea de convencer a las mujeres de que no desean tener hijos con nadie, les ha dado píldoras de hormonas que suprimen la ovulación, las ha convencido de que “el ciclo menstrual” es lo normal y el embarazo es la anomalía, y en resumen, las ha convertido en locas del coño cuya compañía es desagradable porque nadie les enseñó que ser complacientes es mejor que ser amargadas, que tener el pelo limpio es mejor que tenerlo sucio, y que tatuarse y decir palabrotas es cosa de marineros y ex-presidiarios, pero no de mujeres.

Judíos: ¿por qué los odia tanto la derecha como la izquierda?

April 6th, 2016

No soy la primera, es verdad. El tema del antisemitismo cansa y posiblemente esté todo dicho, pero hoy he querido contar mi punto de vista nada oficial y poco ortodoxo sobre la razón por la que nos odian desde ambos extremos del espectro político.

No soy libertaria

April 2nd, 2016

Dirigente timorato de VOX me escribe una misiva

April 2nd, 2016

Os regalo una verdad universal: La gente normal no le escribe a un desconocido por email. Si recibes un email de un desconocido sin un propósito claro hay altas probabilidades de que sea una persona rara o de que pretenda hacerte responsable de alguno de sus problemas. Lo mejor que puedes hacer es no responder. Por eso hace un mes, cuando recibí este primer email de un dirigente del partido VOX no respondí.


*Se refiere a este vídeo que hice sobre Donald Trump

Un partido de derecha moderno” – Lo primero que pensé cuando leí esa frase es que me estaban escribiendo directamente desde la Movida Madrileña. La primera señal de que VOX es un partido político de y para timoratos está ahí, en esa frase. ¿Qué clase de derecha es la que considera que ser moderno es una virtud? La derecha es ante todo una posición de admiración hacia el pasado, hacia la tradición, la herencia, las virtudes, y el orden. Ser moderno (como actitud) nunca ha sido una aspiración de la derecha. Es una contradicción.

Sigue leyendo

Je Suis ISIS

March 28th, 2016

Atentados en Bélgica

March 22nd, 2016

Esto va así: cuanto más tarden las autoridades belgas en darnos una descripción detallada de los terroristas, más certeza tendremos de que no se trata de hombres blancos. Por ahora oficialmente solo se habla de un “ataque suicida”.

Como es poco probable que el suicida lleve por nombre Thomas o Maxime, todos sospechamos que se trata de yihad islámico, lo digan o no las autoridades, porque los supervivientes del aeropuerto dijeron que escucharon gritos en árabe antes de las explosiones, y porque el modus operandi de atacar aeropuertos y estaciones de metro, está más que claro, así que los medios no lo pueden ocultar.

En lugar de ocultarlo van a echar mano del Plan B que es defender al islam culpando indirectamente a Europa y al hombre blanco de este ataque. Todos los periódicos reportan lo ocurrido, e incluso reportan lo de los gritos en árabe. El truco lo hacen a la hora de dar las interpretaciones sobre la motivación del ataque. Según los medios los ataques son en represalia por la captura de uno de los terroristas del atentado de la Sala Bataclán Salah Abdeslam días atrás.

Solía creer que el problema de la derecha era que se informaba de las mismas fuentes que la izquierda y no tenían la capacidad para desmarcarse. Pero ahora creo que tanto la derecha como la izquierda defienden los mismos intereses globalistas porque todos los medios, independientemente de su ideología, están al servicio de los mismos grupos. Tanto en España como en el extranjero están promoviendo la misma interpretación, tanto El País como el ABC. Tanto The Guardian como DailyMail. Tanto NY Times como Washington Post. Todos quieren vendernos la idea de que el atentado fue la consecuencia de haber capturado a Abdeslam. Cualquier ficción con tal de mantener el credo de que con las fronteras abiertas estamos todos mejor.

Funcionan igual que los trileros. Tú quieres saber dónde está la bola, y ellos te marean dándole vueltas a los vasitos. Cuando te explican un ataque terrorista de este tipo obligándote a ponerte en el lugar del yihadista ya has perdido la batalla. Para que alguien entienda por qué ocurre esto en Bélgica, no tiene que preguntarse qué es lo que motiva al yihadista. Lo que motiva al yihadista es el islam. Partiendo de la pregunta incorrecta jamás llegarás a la respuesta. Lo que tienes que preguntarte es por qué Europa permite que esto ocurra en tus ciudades.

La pregunta correcta es: “¿cómo hemos permitido que ocurra esto?”. Como los terroristas han existido siempre la respuesta es que no nos hemos defendido. Y eso nos llevaría a preguntarnos por qué Europa no se defiende. Los periódicos no pueden arriesgarse a plantear estas preguntas porque si la gente se lo plantea de esta manera la respuesta es tan sencilla, es tan de sentido común, que una vez hecho el ejercicio van a llegar a la raiz del problema, y eso no conviene.

El problema lo tiene Europa. Sus puertas abiertas. Abiertas hacia países islámicos y sus influencias. Los gobiernos europeos han dejado entrar células terroristas a Europa en números nunca antes vistos, les han dado protección, y nos han convencido de que es lo correcto hacerlo. Merkel y la Unión Europea ha permitido a Arabia Saudita y a la OTAN financiarlo y financiar también la construcción de mezquitas salafistas en nuestras tierras. Con el agravante de la política de libre circulación dentro de Europa que permite que los musulmanes se muevan de un país a otro como si fuesen el mismo, que planifiquen ataques y huyan a otro país como si nada.

La única conclusión posible es que si queremos vivir en paz y proteger la seguridad de nuestras ciudades lo que hay que hacer es destituir y juzgar a los políticos que crearon el problema, cerrar las fronteras de Europa, echar a los refugiados, eliminar todo tipo de inmigración proveniente del mundo musulmán, vigilar las mezquitas y tomarnos la amenaza del islam realmente en serio. También tendríamos que proteger cada país individualmente eliminando la libre circulación en Europa para que cada país pueda controlar su territorio sin preocuparse sobre lo que le llega del vecino. Y tenemos que hacerlo ahora mismo.

Mientras tanto, los tontos útiles de Europa reciben a esta gente con los brazos abiertos, con carteles y flores, les regalan comida y los albergan en sus casas. Es una psicosis colectiva, un masoquismo suicida que va a llevar a Europa a su propia destrucción.

Yo puedo decir todas estas cosas porque a mí no me paga nadie, no tengo que cuidar la línea editorial de ningún periódico y no estoy al servicio de ninguna empresa. Pero difícilmente vas a escuchar esta interpretación de nadie más. Especialmente no la vas a escuchar de los periódicos porque estas ideas van en contra de los intereses globalistas de sus inversores, pero también porque los agitadores profesionales también están al servicio de los mismos intereses y cuando alguien colorea por fuera de las líneas lo acusan de racista, de xenófobo y todo lo que eso conlleva.

Mi talla de sujetador

March 16th, 2016

La popularidad de Trump

March 3rd, 2016

Después de escuchar todos los insultos, las medias verdades, y directamente las mentiras que dicen los periodistas españoles sobre Donald Trump, he hecho este vídeo para explicar el por qué de su popularidad y qué es lo que está pasando.

Calle “La Bola de Cristal”

February 7th, 2016

Han hecho falta más de 30 años y que venga yo a decirlo para que la gente caiga en la cuenta de que los habían estado adoctrinando con marxismo desde pequeños con programas infantiles en la televisión pública.

En mi vídeo de ayer expliqué cómo el adoctrinamiento comunista no es un tema solo de Podemos, que no se limita a Carmena, su ayuntamiento, y el grupo de titiriteros filoetarras al que contrató para amenizar amenazar a los niños de Madrid. Se trata de una estrategia de la izquierda en su conjunto, que lo primero que hace al llegar al poder es utilizar todas las herramientas a su alcance para el adoctrinamiento ideológico.

Puse como ejemplo a los socialistas y La Bola de Cristal, un programa infantil que adoctrinó a los niños pequeños todos los sábados por la mañana en la televisión pública y que estuvo en antena entre 1984 y 1988.

Este es el vídeo:

Lo subí a mi canal de Youtube hace 24 horas. Antes de que subiera el vídeo nadie había relacionado el programa de carnaval del ayuntamiento de Carmena con la Bola de Cristal y los Electroduendes, la programación infantil de la televisión pública de los 80. Pero después de que subiera el vídeo parece que todo el mundo ha aprendido esa lección.

Esa es la razón por la que hago estos vídeos. En el panorama español hay poca gente ofreciendo un punto de vista diferente. Por lo general todos los periodistas rumian las mismas dos o tres ideas y no salen de ahí. Siento que merece la pena lo que estoy haciendo cuando veo a la gente usar los argumentos que les di.

Si haces una búsqueda en Twitter con el término “La Bola de Cristal” verás que un minuto antes de que yo subiera el vídeo sobre este tema nadie estaba hablando de eso. Un minuto después de publicarlo, incluso la gente que basa su día a día en Twitter en criticarme, repite lo que he dicho yo en el vídeo. El orden es este: ven el vídeo, me insultan, y después hacen uso de mis argumentos.

screen_shot_2016-02-07_at_11.19.41_am_480

Acapulco70-la-bola-de-cristal22

Acapulco70-la-bola-de-cristal21

Acapulco70-la-bola-de-cristal20

Acapulco70-la-bola-de-cristal17

Acapulco70-la-bola-de-cristal16

Acapulco70-la-bola-de-cristal15

Acapulco70-la-bola-de-cristal13

Acapulco70-la-bola-de-cristal12

Acapulco70-la-bola-de-cristal11

Acapulco70-la-bola-de-cristal10

Acapulco70-la-bola-de-cristal09

Acapulco70-la-bola-de-cristal08

Acapulco70-la-bola-de-cristal07

Acapulco70-la-bola-de-cristal06

Acapulco70-la-bola-de-cristal05

Acapulco70-la-bola-de-cristal04

Acapulco70-la-bola-de-cristal03

Acapulco70-la-bola-de-cristal02

Acapulco70-la-bola-de-cristal01

Los que echan mano al argumento no son los sospechosos habituales, no son periodistas de derecha, en esta ocasión es la marabunta, y le han dado la vuelta al argumento. Mientras que yo usé la Bola de Cristal como un ejemplo para explicar que esto es el M.O de la izquierda en general, la Marabunta lo usa para excusarse.

Acapulco70-la-bola-de-cristal19

Acapulco70-la-bola-de-cristal18

Acapulco70-la-bola-de-cristal14

Haciendo gala de su merma moral e incapacidad para diferenciar entre el bien y el mal, la marabunta se pregunta que si TVE adoctrinaba a los niños en los 80 y no pasaba nada, ¿por qué vamos a empezar a enfadarnos ahora? Porque condenar el Capital y asesinar a una monja o ahorcar a un juez está al mismo nivel.

Pero quizás lo mejor de investigar el asunto Bola de Cristal en Twitter sea encontrarse con la cuenta de Twitter de Lolo Rico, creadora del programa, que debe estar encantada con el revival. Al final de mi vídeo dije que los frutos del adoctrinamiento de La Bola de Cristal los estaba cosechando hoy Podemos y así es. Lolo Rico ya era de Podemos en 1984.

Screen Shot 2016-02-07 at 10.47.45 AM

También era de Podemos Santiago Alba Rico, que por el apellido imagino que será hijo de Lolo Rico, o familiar cercano, y que seguramente recibió de ella el cargo de guionista del programa Bola de Cristal, en un tradicional despliegue de nepotismo marxista.

Cuando la izquierda llega al poder siempre busca ir un paso más allá. No hubiese sido suficiente para los socialistas entonces con poner una serie infantil de corte progresista. El socialismo ya estaba en el poder. Al adoctrinar siempre hay que subir el volumen ideológico. Por eso la Bruja Avería se reía de los socialistas y los Electroduendes promovían directamente el comunismo, Lolo Rico apoya a Podemos porque es el fruto de su esfuerzo. La misma razón es la que lleva a Carmena a pasar del comunismo y elegir un grupo titiritero ya directamente terroristafílico, asesino y pro-etarra… el comunismo ya llegó al poder en Madrid y ahora toca normalizar a sus aliados: etarras, yijadistas, etc.

Mientras todo esto pasa, Pablo Iglesias está con un smoking que le queda grande haciéndose selfies en los Goya, para que sea eso de lo que se hable mañana y no de los títeres, o yo qué sé… de que Carmena le quiere poner de nombre a una calle “Lolo Rico” por los servicios prestados a la causa. Los españoles, que no se dan cuenta de en la que ya están metidos, le ríen las gracias.

cakaojcw8aejg-w_480

Si te gusta lo que escribo y quieres enterarte de cuando publique algo nuevo puedes apuntarte aquí para recibir una notificación por email: http://acapulco70.com/newsletter

El tonto útil de Pedro Sánchez

January 23rd, 2016

Hay gente que cree que porque tengo un acento diferente no sé lo que pasa en España. Conozco bien cómo funciona, pero parece que tengo que explicar en cada vídeo que hago que soy española y que paso la mitad del año en España para que la gente me escuche con atención sin cuestionar cada detalle de lo que digo a priori. Soy española, tengo “la desgracia” de que para el español medio, el que nunca ha puesto un pie fuera de la frontera, tener un acento un poco diferente a los que está acostumbrado a escuchar es sinónimo de ser un extranjero del otro lado del mundo. Lo repetiré una vez más: soy española, conozco lo que pasa en España posiblemente mejor que el 99% de la gente que me está leyendo. Quiero aclarar dos puntos:

1) El papel del Rey no es gobernar, pero como es un símbolo de España su deber es protegerla con lo que tiene: su voz. El Rey no tiene por qué hacerse fotos sonriendo con Pdr Snchz a su lado y tampoco tiene por qué decirle a Pablo Iglesias y por consiguiente a toda España que el proyecto de gobierno que quiere Podemos es “muy razonable”. El Rey debería, aunque fuese únicamente con gestos condenar estas cosas y no hacerse la foto. Al decir que es razonable está dando su bendición, que no es poca cosa, a alguien que ha confesado públicamente y que se ha demostrado con papeles que ha cobrado de Irán y de Venezuela con el único propósito de desestabilizar España, el país del que él es el Jefe de Estado. Como mínimo no debería sonreírles.

2) Lo de Rajoy no es una estrategia política brillante. Es simple pasividad. Ha tenido más de un mes para establecer alianzas y no ha conseguido ninguna. En su rueda de prensa admitió que tiene a más de 180 diputados directamente en contra y que Pdr Snchz ni siquiera ha querido escuchar su propuesta. A la pregunta de: “¿Cuál es el plan en estos dos meses para conseguir esas alianzas?” Rajoy no tiene respuesta porque su brillante plan es hacer lo mismo que ha hecho en estos cuatro años de gobierno: nada. Y a los que especulan que Rajoy está haciendo tiempo hasta que ocurra el Congreso del PSOE con la esperanza de que destituyan a Pdr Snchz eso tampoco es una estrategia política magistral, es darle una patada hacia adelante al problema, ponerle la pelota en el tejado al PSOE y cogerse a un clavo ardiendo.

Llevo casi tres años diciéndoos lo que va a pasar con Podemos y todo se ha cumplido, punto por punto. No he llegado a esas conclusiones porque tenga una bola de cristal, y tampoco digo esas cosas simplemente por haber vivido 14 años bajo el régimen de Chávez. Las digo sobre todo porque desde los quince años he leído y leo mucho sobre historia y sobre política y esto no es nada nuevo, ha pasado muchas veces antes, es un tema que se repite una y otra vez, con diferentes caras, en diferentes países, las diferencias son cosméticas y el fin último siempre es el mismo.

El circo de Podemos en el Congreso, el bebé de Bescansa, y las 6 dimensiones morales

January 14th, 2016

Los verdaderos responsables de los ataques de Colonia

January 8th, 2016

La interpretación más rastrera de los hechos la hizo la BBC cuando afirmó que los más de mil musulmanes que atacaron sexualmente a cientos de mujeres alemanas frente a la catedral de Colonia en Año Nuevo formaban parte de una banda criminal. Era un problema de bandas, parece.

La idea de “la banda” salió de dos lugares. El primero fue la policía de Colonia que, después de mentir “una velada exuberante y pacífica” la noche del 31, al día siguiente declaró que investigarían si acaso los atacantes formaban parte de una red de criminales de Dusseldorf. Ni se ha investigado ni se ha llegado a conclusión alguna. La segunda razón de la BBC para poner eso en sus titulares, es el hecho de que según testimonios de oficiales de la policía muchos de los atacantes habían viajado hasta Colonia específicamente para el evento. A un refugiado lo pillaron el día anterior viajando hacia Colonia con un hacha de carnicero de 30 centímetros en el bolsillo. La interpretación es que si muchos viajaron a Colonia es porque debía ser parte de un plan.

Las ideas del “lobo solitario” y del “terror doméstico” que usó la prensa para lavarle la cara al islam frente a ataques como el del Maratón de Boston o el ataque en las oficinas de Charlie Hebdo, no funcionarán con Colonia. Los atacantes son más de mil personas y la mayoría son refugiados. Por eso usan la idea de la banda. Si la hipótesis que maneja la gente es que se trata de los integrantes de una banda de crimen organizado, entonces no atacaron a las alemanas por motivos islámicos, sino que lo hicieron porque son criminales. Como si en lugar de atacarlas sexualmente, se tratara de carteristas. Pero no solamente ocurrió en Colonia. Hubo ataques parecidos en Hamburgo, en Zurich, en Helsinki, y en otras ciudades europeas. Si es el trabajo de una banda organizada de violadores, es una banda internacional. No, no se trata de una banda.

Puede parecer difícil que algo como esto ocurra, que mil hombres hagan un ataque de esta magnitud en conjunto, sin planificarlo primero. Por eso es tentador creer en la banda, o alternativamente en una teoría de la conspiración. Creer que hubo algún imam de por medio, que se les instruyó en las mezquitas a todos, en simultáneo, que fue una especie de Comando Musulmán, esto tampoco es cierto. Puede ser difícil de imaginar para un occidental, pero el ataque fue un fenómeno espontáneo. Es una costumbre.

Lo de arriba no son imagenes de Colonia. Ni de Hamburgo. Ni de Zurich. Es Egipto hace cuatro años, es lo que ocurrió en la Tahrir Square durante la “primavera árabe” cuando Mubarak renunció. La gente fue a celebrarlo a la plaza, y hubo 80 casos de ataques sexuales, los de Colonia fueron 90. La reportera surafricana Lana Logan sufrió uno de estos ataques cuando fue a grabar las celebraciones en Tahrir Square y contó el episodio en el programa 60 Minutos.

Víctima de Tahrir Square: Antes de que pudiera reaccionar sentí manos, muchas manos cogiéndome los pechos, cogiéndome los genitales, cogiendome por atras, no es solamente una persona, es una persona y otra y otra, y otra y yo grité porque pensé… si grito, si se dan cuenta, van a parar o alguien los va a detener o ellos mismos se detendrán porque se darán cuenta de que esto que me están haciendo está mal… y fue lo opuesto, cuanto más gritaba más frenéticos se ponían (…) También sentí como me quitaron la ropa interior, y cuando me quitaron todo miré hacia arriba y los vi hacerme fotos con sus móviles, vi los flashes de sus móviles. (…) Ni siquiera me di cuenta de que me estaban golpeando con palos y con un asta de metal, ni siquiera lo sentí porque el ataque sexual era lo único que estaba sintiendo en ese momento, como me violaban con sus manos una y otra y otra vez.


* Han eliminado de Youtube el vídeo del testimonio de las víctimas del que saqué la cita que está abajo. Si quieres ver un testimonio parecido de otra de las víctimas puedes pulsar aquí.

Víctima de Colonia: De repente nos cogieron por detras nos tocaron entre las piernas, nos tocaron por todas partes (…) Pensé que si nos quedabamos en medio de la multitud podían matarnos, podían violarnos y nadie se iba a dar cuenta. Lo único que quería era salir de ahí. Tenía miedo de que no podría salir de la multitud con vida. Tuve miedo de que si aparecía alguien con un cuchillo podrían violarme en el medio de la calle. Tengo pesadillas por la noche y no puedo dormir. Tengo miedo de salir sola de mi casa y tengo miedo de ir a ciudades grandes.

De acuerdo con la Policía de Colonia y con los testimonios de las víctimas, los atacantes eran del Norte de África y de países árabes. Muchas víctimas cuentan que los que las atacaron no hablaban alemán y que hablaban árabe. De acuerdo con la Policía de Colonia muchos eran refugiados, algunos atacantes rompían sus documentos diciendo que podían recibir nuevos en cualquier momento, o que Ángela Merkel los había invitado.

¿Qué tiene en común un país como Egipto con Argelia, Marruecos y Siria? ¿Qué tienen esos países en común con Afganistán y con Irak? ¿Por qué un inmigrante del Norte de África comparte costumbres con un indignado de la Primavera Árabe del Tahrir Square? Lo que tienen en común es que todos son países musulmanes. Comparten una serie de valores con respecto al trato a la mujer. Entienden el mundo desde la misma perspectiva.

Esa forma de vida que estipula el islam es diametralmente opuesta a nuestra forma de vida. El millón de refugiados al que Merkel le abrió de par en par las puertas el año pasado vienen de países en los que estos ataques son algo rutinario. En el mundo musulmán estas manifestaciones se dan con frecuencia en lugares públicos, casi siempre en espacios en los que hay una gran cantidad de gente y por lo tanto hay descontrol, y las víctimas suelen ser mujeres solas o en compañía de otras mujeres, porque según el islam una violación sólo se considera como tal cuando hay cuatro hombres que se presentan como testigos. Las mujeres que están solas, como las alemanas, no tienen la compañía de un familiar hombre que pueda testificar por ellas, así que bajo las leyes del islam violarlas no tiene consecuencias.

Algunos dicen que hay que tener paciencia con los refugiados y darles una educación, que no tienen por qué saber que en Occidente estas cosas están mal. Pero no se trata de eso. Cualquier persona sabe que disparar a una catedral está mal, o que arrancarle la ropa a una mujer en contra de su voluntad está mal. No les importa y lo hacen sin problema porque no les interesa cumplir las leyes europeas, para ellos la única ley es la islámica, es lo que conocen y es en lo que creen, no tienen intenciones de asimilarse.

Hoy, por primera vez en años, encuentro una crítica a la multiculturalidad en el seno mismo del progresismo online. Esta noticia llegó a la portada de Reddit y hace unas horas estaba la segunda.

cologne

Pensé, al pulsar, que vería lo de siempre: no todos los refugiados Hitler también pensaba que. Pero para mi sorpresa lo que encontré fue justamente lo contrario. Los comentarios más votados eran los siguientes:

cologne1

cologne2

Tiene huevos que la misma multitud que hace una semana hubiese sepultado estos comentarios en el olvido bajo una montaña de votos negativos, que compara a Trump con Hitler por sugerir que hay que eliminar la inmigración de musulmanes a EEUU hasta que entendamos qué es lo que está pasando, hoy vota estos comentarios hasta el tope. Los mismos que aplaudían a la Merkel, que ponían la foto de Aylan en Facebook, los que pintorreaban “Welcome Refugees” y donaban su dinero a ONGs, los mismos que insultaban a los pocos que nos atrevíamos a discrepar son los que hoy piden deportar a los culpables.

Este no es un ejercicio de hipocresía. En su momento creían que (a) de todo corazón había que llenar Europa de refugiados musulmanes, y en este momento creen que (b) hay un problema en Europa con el islam. Lo que no llegan a hacer es el ejercicio de conectar ambas cosas. No asumen que el problema (b) es el efecto directo de la causa (a). Que gracias a su activismo, un millón de musulmanes entraron a Alemania y fue por eso que ocurrió lo de Colonia.

Es el resultado de generaciones criadas en una ideología que invita a desconocer que cada acción tiene una consecuencia. De la misma manera en la que no son capaces de aceptar que si no trabajas la consecuencia es que no tendrás dinero y que nadie tiene por qué pagarte un sueldo, de la misma forma en la que se deshacen de un embarazo porque no aceptan que es la consecuencia natural de tener sexo, de la misma manera en la que no conciben la idea de que si alguien tiene dinero es porque seguramente ha trabajado para tenerlo, que si una persona no se toma la molestia de cumplir las leyes para entrar a un país por la vía legal la consecuencia natural es que lo deporten, cometa o no cometa crímenes violentos, que si alguien no controla sus impulsos y come hasta la obsesidad mórbida la consecuencia es que no será atractiva al sexo opuesto, de la misma manera en la que intentan separar las consecuencias de casi cualquier acto, son incapaces de aceptar que la responsabilidad de los ataques de Colonia no la tienen los musulmanes, la tienen ellos.

Ángela Merkel ha dicho, un millón de refugiados después, que los refugiados tienen un nivel de criminalidad más elevado que los europeos y que habrá que frenar la ola de inmigrantes. Ha dicho también que no descansarán hasta encontrar a los responsables de los ataques de Colonia para que se haga justicia. No tienen que buscarlos muy lejos. La primera responsable de los ataques de Colonia es Ángela Merkel. Los musulmanes tienen una cultura retrógrada y la han tenido desde el SVII. Hace cientos de años que eso había dejado de ser un problema para Europa. Si los musulmanes quieren practicar sus costumbres en Siria o en Egipto, no hay ningún problema. La diversidad está bien siempre y cuando existan las divisiones, siempre y cuando haya una separación. Cuando Merkel invitó a los refugiados a inundar su patria no sólo estaba invitando a los individuos, estaba invitando también a sus ideas, le estaba abriendo la puerta al islam. La primera responsable de los ataques de Colonia es Ángela Merkel y los miles de tontos útiles que le aplaudieron en su momento. Los que iban a las estaciones de tren con paquetes de comida. Los que manifestaron su apoyo a los refugiados, los que escribieron largos posts en Reddit celebrando la hospitalidad de Alemania. El islam es el el capote, el torero es la izquierda.

Lo que está detrás de las “carmenadas” de Manuela Carmena

December 29th, 2015

El orden y el caos

December 24th, 2015

El truco del Referendum Revocatorio de Podemos

December 22nd, 2015

Una de las condiciones de Pablo Iglesias para pactar con el PSOE es introducir un mecanismo de Referendum Revocatorio dentro de la constitución española. Explico cuál es la intención en este vídeo.

No uso mucho las redes sociales pero tengo un canal en Telegram en el que sí soy muy activa. La dirección de mi cuenta de Telegram es: http://telegram.me/acapulco70

Zasca en toda la boca

November 22nd, 2015

Estaba feliz sin pensar en política, sin meterme en nada, sin leer las noticias. En Tokio es muy fácil desconectarse de todo, mi japonés es muy rudimentario y no me entero de nada. Llevo casi dos meses aquí y a mi alrededor la gente podría estar discutiendo el Apocalipsis inminente que yo seguiría pensando que estamos de maravilla, que nunca hemos estado mejor, comiendo la mejor comida del mundo, mirando tiendas raras en Omotesando y jugando a Hearthstone.

Hasta ayer pensé que Israel exageraba cuando me repetía que sí, que no eran imaginaciones suyas, que ciertos periodistas de derecha copian todo lo que digo, reutilizan mis argumentos, les ponen algún adorno, y así escriben sus columnas o hablan en las tertulias. No era una apuesta, pero siempre pensé que Israel exageraba y que los periodistas de los que hablábamos cuando discutíamos esto, eran personas inteligentes, formadas, y listas, tanto como yo. En mi ausencia he tenido que darle la razón.

En mi ausencia los periodistas de derecha se han ido quedando sin argumentos, pareciera que no saben qué decir, y se han deslizado de regreso a su gris mediocridad. Da pena verlos en las tertulias, la radio, o los periódicos cediendo terreno. Después del ataque a Paris perder en una tertulia en contra de un progresista de pañuelo palestino y puño en alto parecía una tarea difícil, sólo había que señalar lo obvio para ganar el debate porque los hechos hablan por sí solos. Pero aún así se las ingenian para perder. Así es la derecha, así son sus periodistas, incapaces. Si no pueden copiar lo que otro dijo, no saben qué decir. Copian tanto que ni siquiera se dan cuenta de que están repitiendo argumentos de izquierda: que sí, que los musulmanes son pacíficos, que nos hemos olvidado de Malí, y que no todos los refugiados.

Otros intuyen lo que tienen que decir, saben en dónde está el problema, pero no saben defender su postura. Este es caso que nos ocupa hoy, el “zasca en toda la boca”, uno de tantos, el topicazo de que el islam no puede ser el problema si los musulmanes matan a otros musulmanes, o si los que están peleando en contra del ISIS son otros musulmanes. El periodista de derecha calla y otorga. Yo no.

Screen-Shot-2015-11-22-at-8.35.51-AM

Screen Shot 2015-11-22 at 8.36.28 AM

Este artículo no va sobre este tema, pero ya que estamos en esto, es mejor quitarlo de en medio para poder avanzar. El islam sí es el problema. Los que pelean en contra de ISIS son otros musulmanes, es verdad, la mayoría de ellos pertenece a grupos como el Frente Al-Nusra o Jaysh al Mujahadiin. ¿Qué es el Frente Al-Nusra? Es una marca blanca de Al Qaeda. Jaysh al Mujahadiin es otro grupo yihadista.

El único grupo islámico violento no es ISIS. El hecho de que haya otros musulmanes que pelean en contra de ISIS no significa que lo hacen por las causas correctas. Los musulmanes que están peleando en contra de ISIS no quieren la paz para el mundo, quieren quitar a ISIS para ponerse en su lugar y desatar el mismo terror sobre sus enemigos.

En resumen: en Oriente Medio el enemigo de tu enemigo no es tu amigo, puede ser tu enemigo también. El hecho de que Al Qaeda odie a ISIS no implica que de estar en su posición no harían estallar la sala Bataclán. Ambos quieren tu destrucción, lo que pasa es que no se ponen de acuerdo en quién tiene que llevarla a cabo. Los dos quieren hacerlo.

Pero a lo que vamos: la izquierda miente, la derecha no está preparada, los periodistas no tienen ni idea, y la gente en twitter no se entera de nada. Pero todos dicen que “zas en toda la boca”. Porque aunque nadie parecer querer reconocer el problema en el que nos estamos metiendo con el islam en Europa todos aplauden con fuerza a quien sea que les ofrezca una salida fácil, al que les diga que no hay que preocuparse, que el islam es pacífico y que todos estamos muy bien.

Los periodistas de derecha tienen buenas intenciones y a veces tienen los argumentos pero no saben defenderlos. Evitar un zasca en el momento es sencillo pero requiere de un esfuerzo previo, de una preparación. Eso no le gusta mucho al periodista español, esforzarse, planificar. ¿Para qué molestarse si el que va a debatir contigo tampoco se entera de nada y el lector sabe todavía menos? Es mucho más cómodo improvisar.

Pero he aquí el problema: cuando eres de izquierda puedes darte el lujo de improvisar. Vas armado con un abanico de zascas, chistecitos, manipulaciones y lagrimita fácil. Pero cuando eres de derecha y vas con la verdad en la mano, tu única arma es la razón. No hay que sentirse mal, la verdad es más poderosa que cualquier acrobacia verbal. Cuando tienes razón y hablas con claridad, desarmas cualquier “zasca”. Pero hace falta ir preparado. De nada te sirve intuir la verdad si no eres capaz de explicarla o de defenderla.

El zasca es la acrobacia favorita del analfabeto y por consiguiente del tertuliano de izquierdas. El zasca deslumbra, luce estupendo en cualquier debate y genera muchos aplausos. Si bien es posible producir un zasca con verdades, es fácil colar una mentira si suena contundente y deja a otro mal parado, total, lo que importa en el zasca no es que sea verdadero o que tenga sustancia, sino la gracia torera con la que muevas el capote. Si fuera un gimnasta, daría tres volteretas en el aire, caería de pie con los brazos en alto y da igual lo que haya dicho. Cuando los analfabetos aplauden un zasca lo hacen en virtud de la acrobacia. Da igual si es verdad o no es verdad, lo que aplauden es la pose final.

El público lo prefiere así, prefiere el zasca que el debate real porque el debate real lo obligaría a confrontar la realidad de lo que está ocurriendo. Lo obligaría a abrir los ojos, a plantearse las cosas. Tendría que cuestionarse, por ejemplo, si lo de Paris podría pasar en Madrid, o en Barcelona o en Sevilla. Tendría que sopesar la posibilidad real de que algunos de los millones de musulmanes que viven en España y de los miles de refugiados que dejamos entrar a nuestras “ciudades-refugio” pertenezcan a los cientos de miles de jóvenes que voluntariamente se han sumado al llamado a la yihad de ISIS, de Al-Nusra, de Hezbolá, o en fin, de cualquiera de los innumerables grupos jihadistas islámicos. Habría que preguntarse si el islam es realmente una religión de paz, y ante las evidencias de que no lo es, tendríamos finalmente que preguntarnos si podemos o no convivir con ellos. En qué punto decimos “basta”.

Dado que el periodismo en España es consuetudinario y están todos esperando a que yo de el veredicto en este caso para poder usar el argumento en el futuro una y otra vez, estoy preparada para ofreceros el arsenal para este debate. Sé que todo lo que pongo aquí si eres periodista lo vas a repetir en tu columna mañana, sin darme crédito de ningún tipo desde luego, porque así funciona España (os padezco desde que abrí el blog hace seis años). Sólo quiero señalar que en esta ocasión no estoy publicando en mi blog personal, que si bien allí me leía mucha gente, ahora he decidido escribir en Greenshines, porque es un altavoz muchísimo más grande y lo lee muchísima más gente, así que quizás te convenga hacerlo con un poco más de disimulo.

Bien, a lo que iba, los argumentos. Es muy fácil responder a cualquier excusa progresista porque tienen 4 excusas universales. Los de izquierda son todavía peores, más perezosos, más ignorantes, y están menos acostumbrados a usar la independencia de pensamiento, lo único que hacen es repetir cosas que dicen otros. Así que es muy fácil predecir exactamente qué es lo que te van a responder cuando les digas que el islam sí es el problema y que estás en contra de aceptar refugiados sirios.

La tesis principal del progresista es que el islam no es el problema, que el islam está bien. El progresista intentará por todos los medios convencer a quién lo escucha de que esta es la realidad aunque todas las evidencias apunten a lo contrario, aunque le traigas el Corán, los hadices y el Sira, aunque le enseñes sermones dentro de las mezquitas inglesas en las que incitan al odio en contra de los occidentales y a matar al infiel, aunque cuentes con testimonios de apóstatas del islam que explican que es una religión violenta en todas partes, y que todo musulmán admira a los jihadistas, aunque les enseñes fotos y vídeos, buscarán la forma de negar toda la evidencia, y eso no es fácil.

Por suerte para los progresistas, los periodistas de derecha raras veces traen evidencias. No se preparan, no van armados con datos, fotos, vídeos, o en su defecto con argumentos sólidos. Lo que traen al debate son frases manidas, cosas que escucharon decir a alguien alguna vez, la idea que le robaron al autor de un blog, alguna idea que sacaron de un libro sobre Medio Oriente que leyeron en la universidad pero no recuerdan ahora mismo el autor, etc.

Así que el periodista de izquierda lo tiene fácil, sus mentiras no encuentran resistencia. Todas son pequeñas variaciones del mismo tema, el de que el islam es pacífico. La primera es “No todos los musulmanes”. Esta excusa dice que si en el mundo hay un billón y medio de creyentes mahometanos, y la mayoría son pacíficos, el islam no puede ser una religión violenta. Ante un zasca como ese el periodista de derecha se queda tieso.

No hay que temer, amigo periodista, si bien es cierto que hay 1 billón y medio de musulmanes y la mayoría nunca ha puesto una bomba en ninguna parte, hay que preguntarse dos cosas: ¿qué significa ser pacífico? y ¿el hecho de que hayan musulmanes pacíficos implica que el islam es una religión pacífica?

La respuesta a la primera pregunta parece simple pero no lo es. Si tú personalmente no pones una bomba, pero incitas a que otros lo hagan ¿eres pacífico? Si no incitas a que otros lo hagan, ni pones la bomba, pero aplaudes cuando lo hacen otros, ¿eres pacífico? Si no incitas, ni pones la bomba, ni aplaudes, pero votas por el que promete aniquilar a otra civilización ¿eres pacífico? Y si no haces ninguna de las anteriores pero donas dinero a las mezquitas que trabajan día y noche para que mueran personas inocentes ¿eres pacífico? ¿lo eres si rezas lo que pone un libro que dice que hay que matar a todo el que no comparte tu creencia?, Y si no rezas, pero sí crees en un líder que arrasó con pueblos enteros, que cometió genocidios, que violó a niñas, lapidó mujeres, cortó personalmente las manos, los pies, las lenguas y las cabezas de cualquiera que se oponía a su gobierno, ¿eres pacífico?

Los votantes de Herri Batasuna no eran todos terroristas como tal, no todos iban a pegar bombas debajo de los coches. Imagino que la mayoría vivía una vida pacífica, preocupándose por lo que nos preocupamos todos: tener comida, techo, ver la tele. Pero estaban apoyando al brazo político de una banda terrorista.

No todos los musulmanes son terroristas, pero el brazo armado del islam es el yihad, conformado por grupos como ISIS y Al Nusra. No todos los musulmanes son yihadistas, pero los yihadistas son los héroes del islam, son sus mártires, son ídolos en el mundo islámico y se les admira. En la casa de un musulmán que cree en su religión aplauden cuando ocurren cosas como el ataque a la sala Bataclán, aplauden como aplaudirían los votantes de Herri Batasuna cuando ocurría algún atentado. Si un musulmán dice que no se alegra de que te maten, es un musulmán no practicante. Si practica su religión se alegra de que te maten, y aplaude ataques como el de Paris.

Si bien es cierto que muchos musulmanes huyen de Siria, de grupos como ISIS, o de Assad, o de Al-Nusra, la realidad es que si siguen siendo musulmanes, hay un punto que los une a todos y en el que todos están de acuerdo: el odio hacia Occidente y el deseo de que te conviertas al islam o mueras, tú, tu familia, y todos los que son como tú. Puede ser que ISIS y Al-Nusra se enfrenten, puede ser que se maten los unos a los otros, las guerras entre los chiítas y los suníes han sido muy sangrientas desde el principio. Ambos creen que al infiel hay que masacrarlo, lo único que cambia es su definición de quién es un infiel. Para el suní, los chiítas son infieles, para los chiítas, lo suníes lo son, para todos tú eres un infiel y mereces una masacre. Todos son verdugos, da igual que se maten entre ellos, todos quieren que mueras.

Cuando concluya el proyecto alemán para Europa y absorbamos nuestra cuota de millones de musulmanes provenientes de Siria, no me cabe duda de que muchos vivirán “pacíficamente” en Europa. Visitarán sus mezquitas, comerán su comida halal, rezarán mirando a la Meca, pagarán sus impuestos, enviarán a sus hijos al colegio, llevarán velos por las calles de España. Pensaremos que son pacíficos, pero cuando el primer refugiado sirio, de esos a los que generosamente le dimos la ciudadanía, decida ocupar un cargo público, todos los musulmanes pacíficos le van a ir a votar, en especial si dice que impondrá la Sharía en la ciudad, que impondrá la dieta halal a toda la población o que hará que tu hermana, tu mujer, tu madre, y tu hija se tengan que poner un velo.

Es normal que te preocupen más los franceses.

November 21st, 2015

He escuchado la misma idea mil veces en los últimos dos días. Primero la escuché de periodistas, como por ejemplo, en este artículo del NY Times:

Días después la escuché en la radio española acerca de Malí.

La idea es la misma: lo de Paris fue una tragedia, pero ¿por qué no nos llevamos las manos a la cabeza de la misma manera por Beirut? ¿o por Malí? ¿Acaso las vidas de ellos valen menos que las vidas de los franceses? ¿Acaso las vidas africanas carecen de valor?

Es normal escuchar esas ideas de la izquierda, es su credo, lo sorprendente es escucharlo en todo el espectro político, hasta en 13TV y en la radio de la COPE, nada sospechosas de ser de izquierda, usan el argumento. Todo el mundo sucumbe a la estupidez: “si nos vamos a preocupar, tenemos que preocuparnos por todas las culturas y todos los países por igual. O no nos preocupamos por nadie, o nos preocupamos por todos.”

La idea está de moda, pero no es nueva. Cada vez que ocurre una masacre en Occidente la religión universalista nos recuerda que no es correcto sentirnos mal por la desgracia de nuestro vecino, es necesario primero sentirnos mal por toda la humanidad. Cuando la tragedia ocurre en el tercer mundo no pasa lo mismo, desde luego, en 2010 nadie le pidió a los indonesios después del tsunami que se preocuparan primero por el terremoto de Haití.

El artículo del NY Times dice: “Para algunos en Beirut, la solidaridad se mezcló con angustia con respecto al hecho de que una de las dos ciudades atacadas, Paris, recibió apoyo global, similar al que recibiera Estados Unidos después del ataque del 11 de Septiembre.

Los monumentos de todo el mundo se encendieron con los colores de la bandera francesa, los presidentes de todos los países se pronunciaron para defender “los valores compartidos”, a los usuarios de Facebook se les ofreció la opción de colocar sobre sus fotos de perfil un filtro con el tricolor francés, algo que no ocurrió con la bandera de Líbano”.

Quitarse esta superstición de encima no es difícil. Pasa por utilizar el antídoto al marxismo cultural, que es el sentido común. Es normal que te preocupes porque a tu hermano lo atropelló un coche ayer y no te preocupes por los cientos de personas que son atropelladas cada día en el resto del mundo.

Es normal que te preocupe más lo que está pasando en Francia, la casa de tu vecino, que lo que ocurre en un país con el que no compartes nada. Porque España pertenece a la misma civilización que Francia, Occidente, pero no compartimos nada con Líbano. Ni etnias, ni idiomas, ni cultura, ni nada. Son personas extrañas en un país lejano que posiblemente con un poco de suerte jamás visitemos, cuyo destino ni nos concierne ni nos importa demasiado.

Por último, entender que si los periódicos hablan más de lo de Paris que de lo de Beirut es porque interesa más. Líbano forma parte del mundo musulmán. Es parte del problema. El mundo musulmán sufre ataques islámicos cada día, los ha sufrido desde que el islam existe. Que hoy hayan matado a 44 en Líbano, o a no sé cuántos en Malí es un grano de arena, si haces un barrido de la prensa internacional cosas similares pasan a diario.

En Paris, sin embargo, no solía ser así. Paris es una ciudad occidental, de religión católica. Francia no solía ser un país musulmán y por lo tanto no tenía los problemas que tienen todos los países musulmanes. Pero, gracias al crisol de culturas, Francia está enriqueciendo de islam a su sociedad, y está empezando a observar los beneficios de este intercambio cultural en su suelo. El crisol de Culturas junto con la realidad ha estallado en la cara de toda Europa.

Dentro de poco los ataques musulmanes en Europa serán habituales, quizás tan habituales como en esos otros países del tercermundo que poco nos importan, que llegará un momento en el que nadie encenderá su monumento con los colores del país europeo al que le haya tocado ese día.

La Sala Bataclán y por qué no va a parar de morir gente

November 17th, 2015

Si 4chan es el lugar donde todo el mundo puede decir lo que piensa porque se escribe de manera anónima y por lo tanto lo políticamente correcto se hace innecesario, Reddit es justo lo contrario. Reddit es el nido de evangelizadores progresistas más grande de internet, y allí ha sido votado hasta la portada el post de alguien que enlaza a una entrevista que hizo un periodista en las calles de Francia sobre los atentados terroristas de hace 2 días.

El título parece ser algo directo y hasta sencillo: un padre francés y su hijo dan una entrevista acerca de los ataques en Francia que al autor del post le parece adorable. Todos tenemos una imagen mental más o menos formada de lo que vamos a encontrar dentro de ese post. Pero cuando hacemos click nos encontramos con la siguiente imagen:

El señor y su hijo no son franceses, son asiáticos. El señor y su hijo viven en Francia, imagino que gracias a las bondades del crisol cultural y desde hace un par de generaciones porque no parecen tener acento extranjero. Pero eso no los hace franceses. Los hace inmigrantes. Los hace parte del problema. Es una entrevista que hace un señor francés, a un señor asiático y su hijo sobre los problemas que tiene Francia.

Sin embargo, al escuchar la entrevista nos damos cuenta de que, a diferencia de muchos de los musulmanes, esta familia de asiáticos se ha asimilado con soltura a la mentalidad predominante en Francia. Si escuchas al padre hablar no se te ocurriría pensar que fue criado en otro lugar que en Europa. Por la fuerza de sus convicciones parecería que fue criado en un hogar francés, pero aunque no es más que una especulación mía, supongo que el trabajo lo hizo alguna de las universidades europeas en las que el padre pudo haberse formado.

Lo peor no es el título del vídeo sino la entrevista como tal. Por lo que dicen, da igual el origen de los entrevistados, el pueblo al que pertenecen. A medida que escuchamos a este padre hablar con su hijo nos damos cuenta de que estamos en presencia del momento justo en el que nace un socialista. Podemos ver en el vídeo cómo la mente nueva, fresca, e intacta de un niño normal se retuerce dentro de su cráneo tratando de comprender exactamente qué quiere decirle su padre. Al final, aunque la explicación carece totalmente de sentido y su cara de confusión no cambia, el niño acepta con resignación la explicación.

Antes de que el padre contaminara su cabeza con creencias de este tipo, este era un niño normal con habilidad para distinguir el bien del mal, con capacidad natural para usar el sentido común, y con una preocupación sana por su propia supervivencia y la de su grupo. El padre le enseña a ir en contra de todos sus instintos y a tomar decisiones que ponen en peligro su vida simplemente porque es lo que los demás desean escuchar. Es decir, el padre utiliza una tragedia para inculcarle al hijo la cultura de lo políticamente correcto como un testigo de jehová usaría la muerte de un ser querido para convertir a alguien.

Si no entiendes francés ni inglés, o te da pereza ver el vídeo, he traducido la entrevista al español para que puedas leerla:

El periodista (al niño): “¿entiendes lo que ha ocurrido? ¿entiendes por qué hicieron eso?”

El niño: “Sí, porque son muy muy malos. Los hombres malos no son muy buenos. Y…. y tenemos que tener mucho cuidado porque ahora tenemos que cambiarnos de casa”

El padre (al niño): “Oh, no, no te preocupes… no tenemos que mudarnos a otro lugar. Francia es nuestro hogar.”

El niño (al padre): “Pero hay hombres malos, papá”

El padre: “Sí, pero hombres malos los hay en todas partes… están en todas partes”

El niño: “Tienen pistolas, pueden dispararnos porque son muy muy malos, papá”

El padre: “Está bien… puede ser que ellos tengan pistolas, pero nosotros tenemos flores”

¡Flores!

El niño no se lo traga: “pero las flores no hacen nada… están para… están para…”

El niño no sabe por qué el padre le está hablando de flores cuando él le está hablando de la posibilidad real de que los terroristas que mataron a 120 personas el día anterior en su ciudad lo maten el día de mañana a él y a su padre. Pero el padre insiste.

El padre: “Por supuesto que sí hacen cosas, mira, todo el mundo está dejando flores. Son para pelear en contra de las pistolas.”

El niño (con cara de confusión): “¿son para protegerse?”

El padre: “exactamente”

El niño: “¿y las velas también?”

El Padre: “Es para recordar a la gente que se fue ayer”

El niño: “Las flores y las velas están aquí para protegernos”

El periodista (como dando por válido este nuevo bautizo): “¿Te sientes ahora mejor?”

El niño (con cara de no entender mucho): “sí, me siento mejor”

El niño en este intercambio está haciendo el papel que debería estar haciendo el padre. El niño, que por cierto no debe tener más de cinco años, está diciéndole al padre que tienen que irse de Francia, posiblemente hacia China o el país asiático que sea del que salieron él y su familia, porque ya no es seguro estar en Francia, y el padre le responde que flores, imagine all the people.

Estaría muy bien que tragedias como la de Francia sirvieran para que la gente en general sacara sus conclusiones con respecto a la inmigración masiva de gente que proviene de culturas que tienen poco que ver con las nuestras, o con respecto a la seguridad y la mejor forma de protegerse de este tipo de ataques.

Estaría bien, por ejemplo, que saliera la gente a la calle a protestar, no ya en contra del islam que es la mantilla, sino en contra del torero que es el socialismo y sus nefastas consecuencias. Si ocurriera algo así y Europa aprendiera a defenderse, a levantar muros, a echar a todo refugiado e inmigrante ilegal de culturas variopintas que nada tienen que hacer en nuestros territorios, podríamos decir que hubo un silver lining en todo esto.

Pero para que eso ocurriese la gente tendría que actuar de manera racional y la gente es ante todo estúpida, cobarde, y complaciente. Por eso, cuando ocurren desgracias como estas, las generación de imbéciles que está criando a sus hijos hoy, aprovecha para inculcar en sus corazones la religión suicida de lo políticamente correcto. Porque si un poquito de socialismo produjo Bataclán la solución será beberse el frasco entero.

La cocaína y la legalización de las drogas

September 30th, 2015

Ahora que la marihuana es mainstream la frontera se ha movido unos metros más allá y no es suficiente con consumirla para desafiar lo establecido.

Un par de mexicanas hicieron una broma a sus amigos: se grabaron en vídeo esnifando una línea de cocaína y retando a sus amigos a hacer lo mismo y nominar a alguien más. Lo llamaron “el reto del pasesito”.

Internet implotó. No sólo porque nos faltan alrededor de 20 años más de subversión ideológica para que consideremos que la cocaína es algo inocuo o normal, sino porque las chicas eran pijas y guapas.

Por aquí hay más

La reforma tributaria de Donald Trump

September 29th, 2015

Escribo sobre Donald Trump porque me he dado cuenta de que en los periódicos españoles se quedan con la anécdota, raras veces van más allá, y cuando lo hacen la información es incompleta o está distorsionada. Como consecuencia poca gente sabe o entiende exactamente qué es lo que está proponiendo Trump, y al ver su popularidad la única conclusión que sacan es que el pueblo americano se ha vuelto loco.

Creo que a mucha gente le puede interesar lo que está pasando con Donald Trump porque lo que está proponiendo aunque políticamente incorrecto, es sensato, y lo que ocurre en EEUU suele sentar la pauta para el resto de Occidente. Cuando en Estados Unidos se aprueba una política, en cierta medida “da permiso” a los gobiernos de Europa de copiar las estrategias. Lo que se implementa aquí, se puede implementar en España mañana y aunque no se implementara, leer sobre lo que pasa en EEUU te presenta nuevas posibilidades. Te enseña que se pueden hacer cosas más allá de lo que te presentan los partidos españoles.

Hoy Donald Trump ha dado una rueda de prensa para contar cuáles son sus planes para reformar el sistema tributario americano y publicó el plan detallado en su página web.

Lee cuál es la reforma tributaria de Trump

Las cartas legendarias de Hearthstone y el valor de tu tiempo

September 28th, 2015

Al parecer Blizzard en general, y Hearthstone en particular atrae a una tonelada de aspies rácanos que además de no querer invertir un sólo dólar en el juego que los entretiene día tras día, son incapaces de entender la intención, el tono, y las sutilezas del lenguaje. Mi vídeo no tenía nada que ver con la mecánica de Hearthstone, y no todo el que ve mis vídeos tiene por qué saber cómo funciona. Obviamente no voy a dedicar 5 minutos de un vídeo que ya dura 15, en explicar al detalle cómo funciona el sistema dentro de Hearthstone. Primero porque no interesa, y segundo porque el subset de gente que ve mis vídeos, sufre de asperger, y además juega a Hearthstone es diminuto.

Pero como sois unos pesados, vamos a hablar al detalle de la mecánica de Hearthstone y lo estúpido que sois los que os creéis listos por no gastar dinero en el juego y que en lugar de eso empleáis cientos de horas a la semana para poder ganar lo mismo que ganaríais siendo un poquito menos rácanos. La explicación es válida para todos, porque ilustra perfectamente la mentalidad de mucha gente y por qué hay gente que se supera y gente que se estanca no sólo en los videojuegos, sino en general.

Sigue leyendo

Un Papa comunista suelto en el Congreso

September 25th, 2015

Jorge Bergoglio trajo su argentinidad, pero sobre todo su comunismo, al Congreso americano para dar un sermón en calidad de Pontífice, en un idioma que no sabe pronunciar.

Su parco dominio de la lengua inglesa y de las costumbres americanas hizo que todo el episodio me recordara a esas comedias que eran muy populares en los 90, esas en las que Eddy Murphy era un príncipe africano perdido en Nueva York, o John Goodman se transformaba de la noche a la mañana en el heredero a la corona británica.

Esta es la comedia de confusión de roles que es el Papa Francisco ante el Congreso Americano: un kirchnerista que ha heredado el título de sumo Pontífice, el más alto cargo religioso de Europa, de la Iglesia Católica Apostólica Romana, que se ve en la necesidad de representar el papel dando discursos frente a líderes de Estado en un idioma que desconoce, sobre una institución de la que forma parte, pero que no le gusta.

Leer más

La psicología de la traición

September 24th, 2015

Si te pido que hagas un esfuerzo e intentes recordar alguna instancia en la que has sido traicionado, seguramente se te ocurrirá al menos una. Casi todos hemos pasado por eso alguna vez. La reacción ante una traición es siempre parecida: empieza con una sensación de sorpresa seguida de una profunda indignación, la sensación de que has sufrido una violación, de que te han usado. Es una sensación parecida a lo que sentiríamos si nos hubieran robado algo.

Los efectos de la traición no son solamente prácticos. Cuando alguien te traiciona no solamente pierdes la confianza en él, pierdes, en cierta medida, la confianza hacia ti mismo y tu capacidad de juzgar el carácter de los demás, porque confiaste en el traidor y no supiste darte cuenta de que lo era. También pierdes la confianza en el mundo que te rodea, como consecuencia de la traición te vuelves más escéptico, eres menos propenso a depositar tu confianza en otra persona, quienquiera que sea. Es decir, la traición es un asalto a la integridad de la persona que es traicionada.

El episodio no concluye hasta que no encuentras una forma de restablecer el orden, de cerrar el capítulo, de sentir que has recuperado tu lugar. Para hacerlo tienes que vengarte o perdonar al traidor. La mayoría de la gente te va a recomendar hacer lo segundo. Yo no. Pero de eso hablaremos más tarde.

Sigue leyendo

En el episodio de hoy de “no todos son tan malos y qué buenos somos nosotros”

September 23rd, 2015

Refugiados sirios desecran un cementerio en Serbia. Están acampando sobre las tumbas. Literalmente. Mira la foto con detenimiento: lo tienen todo lleno de basura, hay colillas de cigarros por el suelo y zapatillas de deporte sucias junto a la tumba.

[foto]

El curioso caso del Papa Comunista

September 21st, 2015

Estoy viendo al Papa Francisco en la tele. Está en Cuba y en unos días vendrá a América en el tour apostólico de la Misericordia, el tema que eligió para 2015.

Mientras ISIS decapita decenas de cristianos en Oriente Medio y en el norte de África y pone los vídeos a la disposición de todos en internet. Mientras que en Europa cientos de miles de musulmanes están invadiendo los suelos de la cristiandad ahora mismo, en calidad de “refugiados”. Mientras todo eso está pasando… el Santo Padre Francisco está visitando a Fidel Castro en el Palacio de la Revolución, en La Habana, Cuba.

Sigue leyendo

Make America Great Again

September 21st, 2015

Ayer me llegó un misterioso paquete por correo. El remitente era el futuro Presidente de los Estados Unidos. Contenía algo muy especial adentro. Lo abrí con cuidado, me metí con él en mi piscina, y me hice 24 fotos.

acapulco70-yael-farache01

acapulco70-yael-farache02

acapulco70-yael-farache03

acapulco70-yael-farache04

acapulco70-yael-farache05

acapulco70-yael-farache06

acapulco70-yael-farache07

acapulco70-yael-farache08

acapulco70-yael-farache09

acapulco70-yael-farache10

acapulco70-yael-farache11

acapulco70-yael-farache12

acapulco70-yael-farache13

acapulco70-yael-farache14

acapulco70-yael-farache15

acapulco70-yael-farache16

acapulco70-yael-farache17

acapulco70-yael-farache18

acapulco70-yael-farache19

acapulco70-yael-farache20

acapulco70-yael-farache21

acapulco70-yael-farache22

acapulco70-yael-farache23

acapulco70-yael-farache24

El vídeo de disuasión del alcalde Húngaro

September 20th, 2015

En Hungría no se andan con tonterías. El alcalde de una ciudad que está en la frontera con Serbia ha hecho este vídeo para disuadir a los inmigrantes ilegales. Lo mejor es el final. “Hungría es una mala opción. Assothalom es la peor.”

Todas las mujeres del presidente

September 20th, 2015

Ejemplo #1: No sé nada sobre vinos. Sin embargo, me gusta cocinar y muchas veces necesito vino para hacerlo. Cualquier persona en mi lugar se quedaría paralizada frente al estante en el pasillo de vinos del supermercado, o emplearía una hora de su tiempo en buscar al sommelier y pedirle ayuda. Pro tip: el sommelier no es útil cuando ni tú mismo sabes qué es lo que necesitas.

Así que utilizo mis prejuicios: elijo la botella más bonita. Dedico diez minutos a repasar todas las botellas y en lugar de leer las etiquetas, y tratar de imaginarme a qué sabe un vino con un bouquet de maderas, selecciono aquella que me parece visualmente más atractiva. Elijo la etiqueta más sobria, o la más divertida, la que me resulta más estéticamente placentera.

Este, me he dado cuenta, es un criterio de selección aceptable. Tiene el mismo margen de error que pedirle ayuda al sommelier, que buscar sugerencias en google, o que leer detenidamente las etiquetas. He probado todas las opciones y al final el margen de éxito y error es exactamente el mismo. Pero seleccionar la botella por su aspecto te da una sensación de poder. Aunque el vino no te guste, al menos la botella te parecerá bonita.

A lo que iba con todo esto es que si no sabes nada de un tema, no te interesa aprender, y tu criterio es inútil, lo mejor que puedes hacer a la hora de seleccionar algo es utilizar tus prejuicios. Para algo existen. Los prejuicios te permiten hacer una selección rápida sin detenerte más de cinco minutos. Así que úsalo: elige la opción que te parezca más atractiva a simple vista. Una buena manera de hacerlo es pensar en cuál de las opciones, de estar en el salón de tu casa, te produciría orgullo si un desconocido pega a la puerta.

Los prejuicios son útiles incluso cuando sabes mucho del tema a tratar, conviene hacer la prueba del prejuicio, porque te ofrece una nueva perspectiva que quizás no habías considerado. Por eso siempre uso los primeros cinco minutos en hacer la prueba del vino cuando tengo que elegir cualquier cosa. Incluso cuando se trata de los candidatos a la presidencia.

sigue leyendo

Cartas de los lectores

September 15th, 2015

Como todo acto de subversión, leer A70 se hace en la clandestinidad. Si no fuese tan peligroso podrías declararte fan abiertamente sin perder a tus amigos en el proceso. Lo contrario es de temerarios: requiere un tipo muy especial de valentía. Los he visto ¿eh? Cortar cabezas en Facebook. Lo veo todo. Me entero de todo. Pero me leen muchos y los que me defienden públicamente son pocos.

En nuestras filas los necesitamos a todos: a los bombarderos, a los kamikazes, y también a los criptofans: esos que leen en las sombras. En este grupo están los que se no se atreven por miedo al ostracismo, y también aquellos que a pesar de atreverse, no enlazan porque prefieren ocultar el origen de sus ideas:

1) Lee A70
2) Dale la vuelta a las ideas
3) ???
4) Profit.

A mí me da igual todo, estaría bien que me enlazaran, pero no conviene desviar la energía en luchar por el protagonismo. Lo que necesitamos desesperadamente es propagar las ideas, la atribución es secundaria.

Pero a lo que iba con todo esto es que el criptofan no se manifiesta en público, pero sí lo hace en privado. He recibido tantos emails de apoyo en las últimas semanas, más de quinientos. E-mails largos, bien escritos, de gente que se identifica conmigo, con el mensaje. Me hizo sentir muy bien saber que en la sombra somos una legión. Creo que también os gustará saberlo. Si tenemos confianza en nuestros números nos dará menos vergüenza decir lo que pensamos.

Así que he decidido inaugurar esta nueva sección de cartas de los lectores. Colocaré los e-mails que recibo que me parecen interesantes (y que no son comprometedores para la persona que los escribió). Ocultaré siempre los datos, para proteger la privacidad de quien escribe.

Este es el primero. Gracias a todos por escribir, y por leer.

2

Pulsa sobre la imagen para verla en grande

Lo que quería el padre de Aylan era arreglarse los dientes

September 15th, 2015

“Mi hermano no tiene dientes y yo estaba intentando ayudarlo a arreglarse los dientes, pero necesitaría al menos 14 mil dólares o más, porque para quitarse la dentadura postiza necesitará ponerse implantes. Le dije que no podía enviarle esa cantidad de dinero de una sola vez.” Contó en una entrevista Fatima Kurdi, la hermana de Abdula Kurdi, el padre de Aylan, el niño sirio de 3 años que apareció ahogado en las costas de Turquía.

“A mi padre se le ocurrió la idea. Le dijo [a Abdula] que se fuera a Europa para que sus hijos tengan un mejor futuro, que creía que debía hacer eso y entonces ver si se arreglaba los dientes.”

De acuerdo con los medios la familia de Aylan estaba huyendo de Siria en calidad de refugiados. En realidad llevaban 3 años viviendo en Turquía, a salvo de las masacres sirias. La razón por la que estaban trasladándose a Europa es que Abdula quería arreglarse los dientes y no tenía el dinero para hacerlo en Turquía. Por suerte, en Alemania, el starter pack de refugiado sirio lo incluye todo: casa, seguridad social, ayudas, becas, clases de alemán. Desconozco si la seguridad alemana incluye salud dental, si cubriría los implantes de Abdula o no, pero lo que sí es seguro es que si tienes una beca todo incluído por un año, por poco dinero que ganes, puedes destinarlo en su totalidad a pagarte el mejor dentista. Algo que no podrías hacer en Turquía si tienes que dar de comer a tus hijos y pagar el alquiler.

No es la única historia turbia acerca de los Kurdi. Hace unos días, un canal de televisión australiano desmintió la versión del padre de Aylan acerca de cómo ocurrió el naufragio. Para ello entrevistaron a otras víctimas del mismo accidente.

La versión original, la que contó Abdula Kurdi a los medios, es que el dueño del bote fue negligente, no se fijó en que las condiciones no eran óptimas para navegar, y cuando se hizo evidente que las olas eran demasiado altas, el hombre saltó por la borda y regresó a la orilla a nado. El bote encalló y murieron 12 personas incluyendo los hijos y la mujer de Abdula.

Ahmed Hadi Jawwad y su mujer Zainab Abbas, perdieron a su hija de 11 años y a su hijo de 9, que murieron ahogados en el mismo naufragio. Esto es lo que dijeron:

“La historia que contó es falsa, no sé por qué mintió, quizás por miedo.” dijo Zainab Abbas “Era él quién iba conduciendo el bote, desde que zarpó hasta que se hundió” Añadió que Kurdi llenó la embarcación con más gente de la que podía ir en el bote de manera segura, y que no tenía suficientes chalecos salvavidas para todos los tripulantes. Además contó que Kurdi era parte del grupo de traficantes y que después del accidente les suplicó que no contaran la verdadera historia.

Lo que hace que una foto sea tan poderosa, es precisamente el hecho de que carece de contexto. Cuando ves la foto de un niño muerto en una orilla, la sensación de indignación es automática. Por la naturaleza de la imagen no hay espacio para la historia, ni para el contexto, lo único que recibimos es la imagen de un instante. Es muy fácil coger una imagen impactante e inventar un cuento a su alrededor que apoye nuestra narrativa. Es la forma más fácil de manipular la opinión de los demás.

En el caso de Aylan, es lamentable que una persona irresponsable como Abdula Kurdi tenga hijos y que sean ellos las víctimas de las malas decisiones de su padre. Pero cuando contamos la historia de lo que ocurrió al revés, estamos desplazando la responsabilidad a otros. Si alguien es responsable de la muerte de Aylan no es Europa, ni es Turquía, ni son los traficantes. Es el padre del niño, que arriesgó la vida de toda su familia para que Alemania le pagara los dientes.

Paquete de mil y una noches todo incluído en la paradisíaca ciudad de Erfurt.

September 12th, 2015

yael farache, milae, supermila

Algunos sirios están siendo víctimas de una situación terrible, de masacres, y deben huir. Hasta ahí estamos todos de acuerdo. La pregunta es: ¿han de huir a Europa? Si su objetivo es escapar de la situación lo único que tienen que hacer es cruzar la frontera hacia Jordania o Líbano, ambos son países árabes y musulmanes con los que comparten cultura, etnia, y religión. Si no le agrada al refugiado estas dos opciones, puede cruzar la frontera hacia Turquía que a pesar de no ser árabe sigue perteneciendo a la misma cultura islámica. Una vez en Turquía ya estaría a salvo de la masacre de la que huyó.

Pero supongamos que el refugiado siente terror hacia la inestabilidad típica del mundo musulmán y desea irse de allí a una región más segura como puede ser Europa. Supongamos que decide no quedarse en Turquía, sino cruzar la frontera hacia Bulgaria o Grecia. Entonces, una vez en Europa, podría considerar que está a salvo de cualquier tipo de masacre islámica: presente o futura.

Pero cuando el refugiado elige no quedarse en Bulgaria o en Grecia, cuando elige atravesar dos continentes para llegar hasta Alemania o hasta Suecia, no lo está haciendo para escapar de una masacre. Ni en Turquía ni en Grecia lo estaban masacrando. Dejaron de perseguirlo cuatro países y decenas de ciudades atrás. Si atraviesan el continente es por incentivos económicos, como lo haría cualquier otro inmigrante ilegal, con la diferencia de que, por su status de refugiado, obtiene algo muy parecido a la ciudadanía de manera instantánea.

Se va el refugiado hasta Alemania y hasta Suecia porque son los dos países que le ofrecen un mayor número de privilegios y de beneficios a costa del contribuyente. Se le otorga casa gratuita, el mismo acceso a la seguridad social que tiene cualquier alemán, ayudas, beneficios para sus hijos, escuela de idiomas, y todo tipo de asistencia para la integración sin pedir nada a cambio. Lo único que faltaría es que además de recibirlo con banderas de colores y bandejas de comida, le colgaran del cuello un lei hawaiiano. Paquete de mil y una noches todo incluído en la paradisíaca ciudad de Erfurt.

Sé que muchos, en especial los socialistas que tienen un conocimiento superficial acerca de cómo funciona la economía, dicen: “¿y cuál es el problema? Si tenemos suficientes recursos en Europa, ¿por qué no compartirlo con otros seres humanos que lo necesitan sean de donde sean?” Esa pregunta puede sonar sensata si crees en la religión Universalista predominante en este mundo post-marxista nuestro. Pero hay que ser cuidadosos y aprender a discriminar adecuadamente.

En siria existen seguramente personas normales como tú y como yo, que repudian el islam tanto como lo repudiamos nosotros, que consideran que es una religión vil, que se declaran ateos, etc. Pero este grupo no es la mayoría. Siria, y el mundo musulmán en general, está muy lejos del secularismo del mundo occidental. En la mayoría de los países musulmanes la religión y la política son la misma cosa, se gobierna a través de la Sharía y la vida del ciudadano está bañada de islam desde que nace hasta que muere.

Por sus explicaciones y su origen paranormal podemos afirmar que el islam es una religión, pero no solamente es una religión. El islam, además de ser una religión, es una ideología política y militar expansionista cuya única posible relación con el otro es subyugarlo. No admite competencia. Con respecto a Occidente hay poca discrepancia de opiniones entre las autoridades islámicas: consideran que EEUU y Occidente en general son “El Gran Satán”, que hemos de ser derrotados para que pueda triunfar el islam. Que es deber de todo musulmán luchar por imponer la Sharía a lo largo y ancho del planeta. ¿Es prudente abrirles la puerta? No.

No todas las guerras tienen un lado bueno y otro malo. No siempre el que es vencido es inocente. En el caso de Siria lo que está ocurriendo es una guerra civil entre el aparato represivo del Estado de Assad, y las fuerzas suníes de guerrilleros insurgentes. Ningún bando es mejor que el otro. Ambos son terribles. El gobierno de Assad es un gobierno fundamentalista islámico que no ha tenido reparos en masacrar a su propia población, pero los insurgentes no son mejores, no son moderados, en su gran mayoría son tan islamistas como Assad, lo único que quieren es deponer a Assad que es chiíta para imponer un gobierno igual, pero suní.

Todos los que caracterizan a los insurgentes como “luchadores de la paz” están ocultando la verdad. Los insurgentes no están luchando por la paz. Entre los grupos insurgentes se encuentra Hizbolá, Jabhat al Nusra (Al Qaida), el Frente Islámico, e ISIS. Luchan juntos por alcanzar el mismo objetivo (deponer a Assad) y cuando lo consigan la guerra va a continuar, esta vez entre cada uno de esos grupos por quedarse con el trono. Es un todos contra todos clásico del mundo islámico. Así que esta es una guerra entre dos bandos horribles. No hay “buenos” en Siria. Hay dos bandos muy malos peleándose por el poder.

Cuando dejamos entrar a los sirios en calidad de refugiados, no estamos haciendo distinciones. No sabemos si el que entra luchó con Assad; si luchó con los insurgentes junto a ISIS, junto a Hizbolá, junto al Frente Islámico; o si forma parte de la minoría moderada y se mantuvo al margen de todo. Lo que sí sabemos es que al abrir la puerta a los sirios y aceptarlos como refugiados estamos aceptando a todos: a los islamistas de Assad, a los rebeldes salafistas, y a los que sobran. Estamos acogiendo a los que huyen de la masacre, y a los que la perpetúan. Es decir: estamos importando el cóctel salafista a Europa.

Si lo que quieren los moderados sirios es huir de una masacre hay 56 países musulmanes en los que pueden refugiarse. No es necesario hacerlo en Europa. Europa no tiene la obligación moral de acoger a una cultura hostil y violenta. ¿Nos acogería a nosotros Jordania si mañana estallase una guerra en Europa? ¿Nos acogería Irán? ¿Nos daría Arabia Saudita los mismos beneficios que les da a sus ciudadanos? ¿Nos daría el Rey Abdula una casa, ayudas, seguridad social, y escuela para nuestros hijos? Creo que no. Después de todo somos dhimmis, lo seríamos en Arabia Saudita y lo somos en Europa, somos todo lo que el islam debe derrotar. Si no luchamos en contra del islam, al menos no debemos abrirles la puerta.

Los judíos, los nazis, y los sirios

September 11th, 2015

Pic related: foto hecha en Damasco (capital de Siria) inb4 sí, son niños sirios.

A todos los judíos y los gentiles que me han escrito para decirme que rechazar a los refugiados sirios está a la par de haber rechazado a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial:

Necesitáis una taza y media de discriminación. Los judíos no somos musulmanes. Los judíos no tenemos una ideología que considera que Occidente ha de ser destruido. Los judíos jamás cometimos actos terroristas en Europa en nombre de D*os ni decapitamos mujeres, hombres, y niños para cumplir con el jihad.

Si mañana estalla una guerra terrible en Europa, los demás países europeos podrían acoger refugiados franceses o belgas o lo que sea. Si ocurriese en Norteamérica lo mismo. ¡Incluso en Sudamérica! Si ocurre una guerra atroz entre dos países sudamericanos, Europa podría plantearse acoger refugiados porque a pesar de la altísima criminalidad sudamericana y su disposición al barbarismo, no creen en una ideología que les indica que deben matar occidentales, cristianos y judíos sólo por serlo.

Los papeles están invertidos. En el ejemplo de siria los sirios no son los judíos. Los sirios son los nazis. No olvidemos que quienes perpetran el horror en siria son ¡otros sirios! Cuando los invitamos a entrar estamos invitando a todos: a los que huyen y a los que perpetúan el terror.

Vamos a dejar de trazar analogías falsas, y discriminemos mejor, nos hace falta.

Quién soy: http://acapulco70.com/hola-soy-yael/

Suscríbete a mi newsletter: http://acapulco70.com/newsletter/

Me cerraron la cuenta de Facebook

September 5th, 2015

email

Me acaban de quitar mi cuenta de Facebook. Esa cuenta la creé hace varios años, la actualizaba a diario con contenido propio, y desde hace menos de un mes comencé a subir vídeos verticales con ideas, cuentos de cosas que me pasan, y alguna que otra crítica al sistema. Desde que empecé a subir los vídeos la gente empezó a seguirme mucho más que antes y estaba muy contenta por eso.

Un día se me ocurrió grabar un vídeo para contar, como se lo contaría a una amiga por teléfono, una anécdota tonta de algo que me ocurrió en el probador de una tienda de ropa. Era una historia graciosa, lo subí sin intención de llamar la atención más allá de lo que normalmente subía a facebook, pero ese vídeo, por algún motivo que no entiendo todavía muy bien, se hizo viral. Después de leer cientos de miles de comentarios mi conclusión fue que pasó porque mencioné que el dependiente que me atendió era negro, y como tengo acento “pijo” (o eso dicen todos los que me insultan) les sentó mal la cosa. Empezó todo el mundo a llamarme racista y se lió un linchadero descomunal. Si no has visto el video puedes verlo aquí.

El vídeo alcanzó 4 mil compartidos y medio millón de views en Facebook. Los insultos, amenazas de muerte, y demás fueron tan intensos que tuve que cerrar los comentarios de mi perfil. Pero la gente que me odiaba no se calmó con eso. No tuvieron suficiente con humillarme durante días y obligarme a cerrar los comentarios de mi perfil, sino que además se dedicaron a enviar enlaces de ese vídeo a todos los periódicos.

Ayer apareció mi vídeo publicado en El País y en Publico.es. Ambos me caracterizaron en sus notas como una persona racista, clasista, intolerante, de “extrema derecha”. En la nota del país incluso editaron mi vídeo, cortando los trozos que sonaban mal y dejándolos fuera de contexto para que pareciera que mi problema realmente era el dependiente negro y no lo que comentaba en mi vídeo.

Este es el titular que puso El País para hablar de mi vídeo:

Screen Shot 2015-09-05 at 10.43.23 AM

El entrecomillado que han puesto en el titular, como si fuese una cita textual sacada del vídeo, yo jamás la dije. Nunca dije esa frase. Este es el vídeo original. En el vídeo jamás dije una frase como esa. Están mintiendo, directamente calumniándome y utilizando un vídeo personal que subí a mi cuenta de Facebook para difamarme públicamente. El resto del artículo es igual de difamatorio, distorsionaron la realidad para representarme como una persona que no soy, todo para ganar clicks en internet a costa de hundirle la vida a un ciudadano español.

Es increíble como un periódico en apariencia serio y establecido como puede ser El País, coja los vídeos o fotos personales que un ciudadano cualquiera sube a su perfil de facebook y las publique sin su consentimiento en el periódico para calumniarlo, y destrozar así su reputación. Sin miramientos. Todo para aprovecharse de un fenómeno viral de un vídeo tonto de Facebook. No es normal que se me someta a este tipo de acciones cuando no tengo un cargo público y no soy más que un individuo cualquiera subiendo vídeos de lo que hizo el fin de semana a su perfil de Facebook personal.

Llamé a mi abogado en España para ver si se podía hacer algo, y me dijo que sí, pero que prefería que me esperara a que todo termine para no hacer las cosas por partes, sino todo de una sola vez. Me tranquilicé a mí misma pensando que la realidad es una sola y que aunque ellos tergiversaran los hechos para retratarme como una persona racista, el vídeo seguía disponible en mi Facebook para quien quisiera verlo. Cualquiera podía ver mi vídeo y comprobar que yo no soy racista ni clasista y que mi vídeo no tenía nada que ver con la descripción que hicieron de mí los periódicos.

Pero ahí no terminó todo. Hay una vuelta más de tuerca. Desde ayer alguien en facebook se dedicó a denunciar todas mis fotos inventando motivos como: “desnudez”, “violencia”, etc, motivos que eran desde luego falsos totalmente. Me llegaron al menos 15 notificaciones de fotos que habían sido reportadas por los usuarios. Pero como ninguna de mis fotos contenía nada de eso, no había nada en mi perfil que violara los términos y condiciones de la red social, Facebook no las quitó. Me dejó tranquila con mis fotos y mis vídeos.

Pero hoy Facebook me quitó el perfil. Intenté entrar y no me dejó. Intuyo que el mismo grupo de gente se dedicaría a denunciar mi perfil por cosas como “usar un nombre falso” o “propagar odio”. Facebook no me avisó de que me cerrarían la cuenta, ni me dijo cuál fue la razón de que me la quitaran. Simplemente me quitaron mi cuenta y ya. Cuando intento entrar lo que veo es esto:

Screen Shot 2015-09-05 at 9.38.01 AM

Ya escribí a Facebook, envié una copia de mi pasaporte, rellené un formulario explicando mi situación, pero conozco como funciona Facebook, ya me quitaron una cuenta una vez hace 7 años por publicar la foto de una modelo en topless, y jamás me la devolvieron. Así que no sé si hay algo que se pueda hacer para arreglarlo. Quizás me devolverán mi cuenta, quizás no. Si lo hacen tardarán al menos 2 semanas en responder. Esa ha sido mi experiencia con Facebook en el pasado.

¿Cuál es el problema? El primero es que llevo años trabajando para que mi cuenta de Facebook fuese lo que es hoy. La última semana ha sido muy dura para mí, he tenido que soportar toda clase de insultos, de calumnias, difamaciones, y amenazas, tanto hacia mí como hacia mi familia. He tenido que escuchar las cosas más horribles que os podáis imaginar. Pensé que a pesar de todo lo malo, había un “silver lining” y era que a pesar de eso había ganado 5 mil followers de Facebook en menos de una semana. Pero ahora ni siquiera eso lo tengo. Me han quitado mi cuenta de Facebook con todos mis followers: los nuevos y los viejos. Me siento realmente muy triste.

Pero el problema más grave es que me devuelvan la cuenta o no, hay dos periódicos diciendo que mi vídeo es un vídeo racista. Periódicos de tirada nacional. Todos sabemos que es mentira, que mi vídeo no es racista, que describir a un negro como “un negro” no es racismo sino una simple descripción. Cualquiera que haya visto mi vídeo sabe que no hay nada racista en él. Pero la gente no tendrá la posibilidad de ver el vídeo original porque Facebook me cerró la cuenta y con ella el vídeo que está enlazado en todas partes. Si no hago nada el único vídeo que la gente podrá ver es la manipulación que hizo El País. Quedará para siempre la idea de que soy una racista y de que todas estas cosas que dicen de mi vídeo son ciertas.

Así que necesito de vuestra ayuda. He subido el vídeo a mi blog, podéis verlo aquí: http://acapulco70.com/problemas-del-primer-mundo/ y lo que necesito es que copies el enlace a este post y lo compartas en las redes sociales, para que al menos se escuche mi versión de los hechos, no solamente lo que los periódicos dicen de mi.

copia el enlace: http://acapulco70.com/me-cerraron-la-cuenta-de-facebook/

La idea es que el video original no se pierda, que cualquiera pueda verlo si quiere conocer la verdad, y que además vean también mi explicación de lo que ha pasado. Lo único que se me ocurre con respecto a El País es que la gente vaya al artículo y les cuente en los comentarios cuál es la verdad, de ser posible colocando también el enlace que está arriba que es mi versión de los hechos. Este es el enlace a la noticia de El País. Si lo haces te lo agradeceré para siempre.

Muchas gracias por leer y por ayudarme con esto. De ahora en adelante subiré todos mis vídeos verticales a Youtube, incluyendo los vídeos que había subido a Facebook y se perdieron, los tengo todos guardados y los volveré a subir a Youtube. Esta es mi cuenta, pero además voy a crear un canal nuevo que crearé sólo para los vídeos verticales. Cuando lo haya creado os avisaré a través del newsletter para que os suscribáis. Todo lo demás lo seguiré subiendo a mi blog. Si te gustaría recibir notificaciones cuando ponga cosas nuevas, ya que veo difícil que me devuelvan mi perfil de facebook, te puedes apuntar a mi newsletter pulsando aquí: http://acapulco70.com/newsletter/ ‎

Un abrazo a todos y lo siento.

El verdadero origen del adulterio.

August 30th, 2015

SHHHH

Hace un par de días alguien logró hacerse con la base de datos de todos los usuarios de la web de aventuras extramaritales “Ashley Madison” y la publicó en internet. De la base de datos sacaron del armario a cientos de adúlteros: famosos, políticos, pequeñas celebridades de Youtube. Todo el mundo tenía algo que decir al respecto. Muchos se rieron de los adúlteros por haber sido pillados con las manos en la masa. Otros los criticaron duramente por haber engañado a sus parejas. Hubo incluso quienes escribieron artículos para defender su derecho a la privacidad. Los adúlteros también hicieron de todo: ignoraron el tema, pidieron perdón, sacaron a sus mujeres a defenderlos, y otros argumentaron que su nombre aparecía en la lista porque “un pirata informático” lo puso allí.

El hecho es que, sin darnos mucha cuenta, el hackeo a Ashley Madison nos ha hecho hablar acerca del matrimonio, de la familia, y de lo que significa el adulterio. Para mí todo esto es positivo, porque el matrimonio en nuestra generación es un tema que se toca poco, y cuando lo tocamos lo hacemos con pinzas. Para nosotros el matrimonio es una reliquia, es como una olla de presión: alguien te la regaló cuando te mudaste, pero la metiste en un armario porque no sabes ni para qué sirve ni qué se cocina con eso. No la tiras a la basura porque quizás algún día prepares alguna receta que requiera de una olla de presión y no está de más tenerla, por si acaso. Eso es el matrimonio.

Pero a pesar de que el matrimonio nos resulta un concepto un poco obsoleto, a todos nos parece mal el adulterio. Posiblemente porque aunque no te hayas casado, seguramente has tenido un novio alguna vez y no te gustaría que tu novio te engañara. En ese sentido cualquiera se puede identificar con las víctimas del engaño. Hay consenso: ser adúltero está mal. Es tan unánime esta idea que quizás escribir un artículo sobre esto es innecesario. ¿Para qué? Decir que el adulterio está mal está a la par de decir que el cielo es azul, que el agua fluye hacia abajo, o que mil euros son mejores que diez: una verdad evidente. Decir que el adulterio está mal no requiere de valentía. No es un litmus test. Nadie te va a dar una medalla por decirlo.

Los mejores artículos, los más populares, o quizás los que más me gustan a mí, son precisamente aquellos que intentan derrumbar una verdad que parece inamovible, pero que en realidad no lo es. Como estrategia sería más astuto por mi parte tratar de argumentar que la infidelidad no está del todo mal. Que bajo cierto punto de vista, el adulterio es lo normal. Decir que hay que ponerse en el lugar de los adúlteros. Eso generaría toneladas de clicks, odio y amor a partes iguales, y posiblemente pondría el cociente de viralidad de la portada de mi blog a tope. Pero sería deshonesto.

Si no tomo la ruta anterior no es por falta de talento. Por alguna razón D*os me ha bendecido con la capacidad de poder argumentar cualquier cosa que quiera sin límite alguno y salirme con la mía, incluso cosas que a simple vista no tienen ni pies ni cabeza, y cuando tenía veinte años me divertía llevándole la contraria a la gente sólo por diversión. Pero llega un punto en la vida de cualquiera, por más talento que tenga, en el que desea hacer lo correcto. Decir cosas que son mentira, distorsionar la realidad, sólo para anotarme unos puntos no es kosher.

Entonces, ¿por qué escribir este artículo? ¿Qué valor puede tener hablar sobre lo malo que es ser infiel si todos estamos de acuerdo en que está mal? ¿Es agua bajo el puente? Quizás. Pero si en lugar de hablar de lo bueno y de lo malo, hablásemos de lo natural y de lo artificial, posiblemente el veredicto no sería unánime. Son muchos los que, a pesar de considerar que el adulterio está mal, lo encuentran natural. El argumento es este: en los humanos la monogamia prolongada es artificial, es algo aprendido. Por lo tanto un matrimonio honesto es un oxímoron. Cualquier persona que acepta casarse está sometiéndose a la infelicidad. Si el matrimonio es honesto vivirá una vida llena de insatisfacciones: tendrá que suprimir sus impulsos, ir en contra de su propia naturaleza. La otra posibilidad es que su matrimonio termine en un divorcio, o en la infidelidad de uno o de ambos.

Es importante explicar la diferencia entre infidelidad y adulterio. Ambos son en esencia lo mismo, pero el primer término se usa para noviazgos y el segundo se usa exclusivamente para matrimonios. Puedes ser infiel a tu novia, pero no puedes cometer un adulterio si no estás casado. En ese sentido, para la mayoría la infidelidad está mal porque es un engaño. El problema principal no está en estar con terceros, sino en ocultarlo. Si en lugar de hacerlo a escondidas el infiel confesara a su pareja su deseo, entonces podrían llegar a un acuerdo. Terminar o negociar. To sue or to settle. Por otra parte el adulterio como tal está mal porque además de ser un engaño, se le añade el agravante de que es la violación de un contrato. Este argumento considera que el matrimonio es una transacción como podría ser ir al banco: lo que el adúltero hace está mal en primer lugar porque está violando un contrato, no porque estar con varios esté en sí mal.

NO TE CASES

Hay un grupo que cree haber encontrado solución al problema del adulterio: no casarse. Si no te casas jamás serás un adúltero. Fácil. La solución a la infidelidad es un poco más complicada, pero pasa por un camino parecido: ten solamente relaciones abiertas. Si tú y tu pareja llegan al acuerdo de tener sexo con otros (y otras) entonces jamás lo engañarás. No sólo eso, además las relaciones poli ¡Son súper divertidas! Al menos eso declara la mitad de las revistas “femeninas”. Ningún entusiasta del poliamor admitirá jamás que si estás con todos no estás con nadie. Da igual si tienes una división jerárquica y organizada de los “niveles” en los que ubicas a tus diferentes parejas, una relación abierta implica necesariamente la disolución de la pareja.

Una relación romántica, al igual que un país, lo es en virtud de sus fronteras. Mientras más permeables son sus fronteras, menos sólida es. Digamos que la apertura y la cercanía son inversamente proporcionales: mientras más aumentas el grado de una, más disminuye la otra. Mientras más abierta es una pareja, menos “pareja” es. Y viceversa. Así que la solución del poliamor es una versión light del “no te cases”. Es: “ten un novio, sí, pero a medias”.

Para mí estas soluciones son siempre una chapuza. Es como cuando un autor novato está escribiendo una novela y no sabe cómo terminarla, así que decide matar al protagonista: se suicida, lo mata un desconocido, o un amigo, da igual. Sin personaje no hay historia. Punto y fin. Digo que este tipo de soluciones son una chapuza o una novatada porque lo son. Es la solución menos elegante a un problema complejo. No estás respondiendo la pregunta, estás negándote a responder. No estás resolviendo el problema, estás renunciando a él. Hay una diferencia.

Si el puente que une dos partes de una misma ciudad se cae, la solución es construir uno nuevo. Quizás repararlo, si queda algo que se pueda rescatar del puente original. Declarar que cruzar el río ya no es posible, que cada ciudadano tendrá que quedarse por fuerza de su lado de la ciudad y no volver a cruzar al otro porque no hay forma, o ir aún más allá y ofrecer como alternativa que cada parte de la ciudad se independice y forme su propia entidad separada no es una solución. Es una renuncia.

LA TRANSFORMACIÓN DEL MATRIMONIO

Desmontar las no-soluciones al problema es fácil. Lo interesante es entender por qué algunos consideran que estas dos alternativas: lo de las relaciones abiertas y lo de no casarse, son válidas. Para llegar a esa conclusión, primero hay que convencerse de que el puente se ha caído, y de que es imposible volverlo a construir. Es decir, hay que estar convencido de que es imposible ser fiel a una pareja. ¿Qué es lo que motiva esta creencia?

Para muchos será un tema de experiencia personal: quizás han sido engañados por una pareja en el pasado, o han engañado ellos, o lo han visto ocurrir a su alrededor. Esa es una razón de peso para creer que cualquier experiencia que tengan en el futuro se parecerá a lo que ya conocen. Pero en muchos casos no se trata de una conclusión personal, sino de una idea teórica que han aprendido. La idea de que lo natural en el hombre no es la monogamia.

He leído libros, artículos, y ensayos, usualmente escritos por profesores de “ciencias sociales”: antropólogos, sociólogos, psicólogos etc, que argumentan que lo natural en el ser humano no es la fidelidad sexual, que lo natural es la promiscuidad. Las conclusiones sobre “la verdadera naturaleza del hombre” las suelen sacar estudiando tribus primitivas, para ello se trasladan al África, a Asia, o a Sudamérica. Porque para el progresismo académico la naturaleza del hombre sólo se encuentra en estado puro en el barbarismo. La naturaleza humana, al parecer, no aflora en la civilización, es necesario un taparrabos para invocarla.

Es evidente que el hombre Occidental es, y ha sido desde hace siglos un ser monógamo. La monogamia es una parte fundamental de la sociedad organizada como la conocemos, lo que sirve de base a nuestra Civilización. La monogamia puede ser una opción poco popular si tomamos en cuenta todas las culturas de la historia de la humanidad, pero es que la civilización tampoco es común. La poligamia puede ser natural en las tribus del África, pero la monogamia es igual de natural en cualquier ciudad de Europa.

Históricamente el matrimonio monógamo, que era la base de la sociedad occidental, no era producto del amor romántico. Eso es nuevo. El significado del matrimonio ha cambiado en los últimos dos siglos, y guarda poca relación con lo que el matrimonio había sido tradicionalmente. Me di cuenta viendo una de mis películas favoritas: “El violinista sobre el tejado”. En la película, Tevye, que es un hombre pobre y padre de cuatro hijas, consigue comprometer a su hija mayor con el carnicero, que era el hombre más rico del pueblo. Su hija le dice que no puede casarse con él porque el sastre y ella están enamorados. Además le pide que la deje casarse con el sastre. Tevye sabía que su mujer no aceptaría la unión porque el sastre era pobre y el carnicero rico.

Así que Tevye regresa a su casa con el cometido de explicarle a su mujer, Golde, lo que ha ocurrido, sabiendo que ella no va a aprobarlo. La escena se desarrolla así:

TEVYE
Golde, he decidido darle permiso a Perchik, el sastre, para comprometerse con nuestra hija Hodel

GOLDE
¿Cómo? ¡Es pobre! ¡No tiene nada!, ¡absolutamente nada!

TEVYE
Es un buen hombre, Golde. Me cae bien. Y lo más importante es que a Hodel le gusta. Hodel lo quiere. ¿Qué podemos hacer? Es un mundo nuevo, un mundo nuevo. El amor, Golde… ¿tú me quieres?

GOLDE
¿Que si qué?

TEVYE
Que si me quieres

GOLDE
¿Que si te quiero? Nuestras hijas se están casando, hay problemas en el pueblo, estás enfadado, estás cansado, ¡ve a acostarte! Quizás tienes una indigestión.

TEVYE
Golde, te estoy haciendo una pregunta… ¿me quieres?

GOLDE
Eres tonto

TEVYE
Lo sé… pero, ¿me quieres?

GOLDE
¿Que si te quiero? Durante veinticinco años lavé tu ropa, cociné tu comida, te di hijos, ordeñé las vacas, y después de veinticinco años ¿me vas a hablar de amor?

TEVYE
Golde, la primera vez que te vi fue el día de nuestra boda, tenía miedo

GOLDE
Yo era tímida

TEVYE
Estaba nervioso

GOLDE
Yo también

TEVYE
Pero mi padre y mi madre me dijeron que aprenderíamos a querernos y por eso te pregunto, Golde, ¿tú me quieres?

GOLDE
Soy tu mujer

TEVYE
Ya lo sé, pero ¿me quieres?

GOLDE
¿Si lo quiero? Durante veinticinco años he vivido con él, peleado con él, pasé hambre con él. Durante veinticinco años mi cama fue la suya, si eso no es amor, ¿qué es?

Esa escena me enseñó que la idea del matrimonio ha cambiado drásticamente en los últimos dos siglos. Cuando vemos películas de época la idea del matrimonio era similar a la que tenían Golde y Tevye. Los matrimonios eran arreglados, eran asuntos familiares. No se trataba de amor romántico. Era un arreglo para perpetuar la familia y mejorar su condición. La mejor elección para una mujer era un hombre fuerte, con los medios para mantenerla de la mejor forma posible. La mejor elección para un hombre era una mujer joven y guapa (fértil) que pudiera darle varios hijos.

El matrimonio, por lo tanto, no dependía del amor romántico sino de la conveniencia. La idea del matrimonio era crear un equipo, el mejor equipo posible para tener hijos, criarlos, y vivir juntos toda la vida. Como el amor romántico no era un factor a tomar en cuenta en la elección y según la cultura el divorcio era muy difícil o imposible, los matrimonios no se disolvían: se mantenían juntos en las buenas y en las malas, hasta el final. Pero además, los matrimonios tenían todos los hijos que podían tener. Mientras más hijos tenían, era mejor. Los hijos formaban parte de la riqueza de una familia porque, además de perpetuar el nombre y hacer algo de provecho, al casarse crearían nuevas alianzas.

Eso tenía aspectos negativos, claro, cuando unían por fuerza a dos personas que no eran compatibles, por ejemplo, el resultado no era el mejor. Si una pareja tenía desacuerdos graves, o el marido golpeaba a la mujer, no siempre era posible separarse. Pero estas cosas también ocurren hoy. ¿Cuántas parejas se casan por amor romántico y al cabo de un par de años descubren que no son compatibles? ¿Cuántas parejas hay que se pelean y no pueden separarse por cuestiones económicas?

El matrimonio como concepto se ha transformado. La elección, que solía ser un tema familiar, se convirtió en algo individual. Cada uno de nosotros elige con quién casarse, a la familia solo se le informa. El criterio de elección pasó de ser la conveniencia, a ser el amor romántico. Este tipo de amor pasó a ser el único criterio a la hora de elegir una pareja, desplazó los criterios prácticos que habían sido la causa del matrimonio desde su origen. Por último, el objeto del matrimonio dejó de ser la procreación, el tener hijos, y pasó a ser la compañía. Las parejas, si tienen hijos, los planifican. Mientras menos, mejor, porque al hijo se le ve como una carga.

En realidad el cambio ha sido social. Nuestra cultura solía ver al individuo como parte de una familia, que tenía un patrimonio común. La unidad social más pequeña no era, como hoy, el individuo, sino la familia. Cuando una persona se casaba, realmente se estaba casando la familia. La fortuna de su pareja pasaba a ser la fortuna de todos: en nombre, en suerte, en bienes. Ahora el individuo y su familia tienen poca relación más allá de un a especie de amistad. Los hijos no se entienden como parte del patrimonio familiar, como un eslabón en la cadena, ni se entiende que tanto hijos como padres tienen una responsabilidad para con su familia. El cambio en nuestra percepción del matrimonio se ajusta a nuestro nuevo orden social que es individual.

¿Qué tiene esto que ver con el adulterio? Si bien el matrimonio ha cambiado, el adulterio es el mismo. Mientras exista la humanidad existirá el adulterio porque la gente toma y seguirá tomando decisiones estúpidas independientemente de sus circunstancias. Pero pensando en el tema de Ashley Madison me di cuenta de que el cambio en la idea de matrimonio posiblemente haya contribuido a crear una cultura en la que el adulterio puede entenderse como algo natural.

EL AMOR ROMÁNTICO

Si una persona tiene la capacidad de elegir a su pareja de manera individual, sin que le pese la opinión de terceros, usualmente elegirá la opción que más le guste a él. La conveniencia importa poco cuando estás enamorado. Por eso en parte, en el pasado los padres elegían por los hijos con la ayuda de casamenteras: porque era una decisión tan importante que no debía ser tomada a la ligera o bajo la embriaguez del romance. Era tan importante elegir bien, que no podían delegar esa decisión al hijo. Hoy, al retirar a la familia de la ecuación, y cualquier criterio de conveniencia, la elección se trata simplemente de gustos.

Lo que más contribuye a la cultura del adulterio es la obsesión infantil con el amor romántico. Esa cosa babosa, fugaz, que carece de valor y jamás perdura en el tiempo. Si una buena persona se convence de que la esencia del matrimonio es el amor romántico, de que esa es la base sobre la que fundarlo, al cabo del primer año, cuando se le pase el enamoramiento, concluirá que su matrimonio está en problemas, que ya no quiere a su pareja, buscará ayuda con especialistas, leerá libros sobre cómo reavivar “la chispa” en el dormitorio, y después de pasar por una larga agonía, quizás concluya que ese matrimonio no tiene salvación. Si no se atreve a engañar a su mujer, optará por un divorcio, de lo contrario se apuntará a Ashley Madison.

En vista de que el amor romántico es siempre pasajero, cualquier persona inteligente criada en el error del matrimonio por amor concluirá que todo matrimonio que perdura lo hace a costa de la felicidad de sus miembros. Si esa es la razón principal para elegir una pareja, entonces todo matrimonio está condenado irremediablemente al fracaso. Los matrimonios deberían durar lo que dura el enamoramiento. ¿Cómo privar al individuo de su derecho a sentirse enamorado?

La reverencia hacia el amor romántico raya en el fanatismo. Cualquier pareja que elijas, sea quién sea, es celebrada si la eliges por amor. Pero si alguien se atreve a usar un criterio distinto del amor romántico a la hora de elegir una pareja se convierte en objeto de reprobación. Cuando el criterio de una mujer al buscar pareja es la estabilidad financiera se le acusa de caza-fortunas, y si un hombre mayor usa como único criterio la fertilidad también se le juzga por ello. Vienen a ser una especie de apóstatas.

Las monarquías en general traicionan (o traicionaban) el concepto del amor romántico. Era lo que quedaba del matrimonio tradicional porque después de todo es uno de los pocos espacios en los que la familia y el patrimonio siguen siendo tan importantes como lo eran hace doscientos años. Entonces el Rey Felipe VI de Borbón eligió a Leticia y la mitad del país aplaudió porque fue por amor. En Inglaterra el Príncipe William se casó con una plebeya por la misma razón. Un grupo numeroso de personas defiende su elección porque al parecer ante todo el Rey Felipe no es Rey sino Felipe.

EL VERDADERO REMEDIO AL ADULTERIO

El carácter temporal de nuestro concepto del matrimonio tampoco ayuda. Es más fácil divorciarse que casarse. Creo que he llegado a ver anuncios de divorcios express, te disuelven tu matrimonio en dos horas. Después puedes volver a casarte, y repetir este procedimiento tantas veces como quieras. Cuanto más común es divorciarse y volverse a casar, menos valor tiene el matrimonio como institución. Pocos se lo toman en serio. Los hombres por lo general quieren variedad, pero muchos y en especial las mujeres engañan como quién va de shopping: están buscando el próximo antes de deshacerse del primero.

También afecta el objetivo del matrimonio. Si deja de ser una institución para perpetuar la familia y la propiedad; y se convierte en una palabra elegante para referirse al compañero de piso de turno, es mucho más fácil engañarlo. No es un contrato que uno se tome en serio. Si no hay hijos de por medio o los hijos se consideran una experiencia de vida, ¿qué más da engañarlos?

Como siempre, no voy a diagnosticar la dolencia sin recetar también la medicina. Si uno quiere mantenerse al margen de todo lo opaco, de las transacciones de callejón, de páginas web feas y situaciones bochornosas como puede ser que te pillen con las manos en la masa apuntándote a una página diseñada para engañar a tu señora, conviene entender el enamoramiento como lo que es: una forma de entretenimiento. Como jugar a la play, o hacer yoga, como ver una serie en la televisión, o leer un buen libro. Si llegas a casarte con alguien y te planteas en algún momento engañarlo, piensa si tu matrimonio vale más o menos, que un juego de la play. El enamoramiento no es algo a tomarse en serio. Definitivamente no es un criterio para elegir una pareja, especialmente si el objetivo es casarte con ella.

A los Reaccionarios nos gustaría echar el tiempo atrás y regresar a una época diferente en la que las estructuras sociales estaban mejor definidas. Pero eso es imposible. El matrimonio tradicional no creo que regrese y si lo hiciera no estoy segura de que me gustaría tener que dejar en manos de terceros las decisiones que definen mi vida. Pero eso no significa que tengamos que utilizar necesariamente el criterio del amor romántico para tomar decisiones de este tipo.

Si el enamoramiento florece entre tú y tu pareja: aquella que has elegido porque es la mejor persona para ti, la que más te conviene, porque es tu igual en todo, porque te complementa en tus carencias, porque tiene los medios y la disposición óptima, porque comparte tus afinidades y está dispuesto como tú a comprometerse, entonces será solamente un plus. Pero la elección debe hacerse primero. Si te enamoras primero y eliges después, corres el riesgo de sobre-estimar lo que tienes en frente.

El amor verdadero existe y no es algo que te ocurre. Es una elección. Es algo que cultivas. El amor verdadero es mucho más profundo que el enamoramiento, nace, como dijo Golde, de la convivencia con otra persona durante años. De fundir ambos destinos. De contárselo todo, de compartir las bendiciones y los problemas. Es un compromiso profundo contigo mismo y con tu pareja. Es saber que sois compañeros de vida, que estáis en el mismo bote, que es para siempre.

Antisionismo for dummies

August 22nd, 2015