¿Que dijo qué?

August 17th, 2014

Si el hecho ocurre fuera de España, si el que da las declaraciones es un americano o un alemán, o en definitiva, cualquier persona que no hable español, lo que debes hacer es leer la prensa extranjera, porque puedes dar por seguro que si cometes el error de informarte con periódicos españoles terminarás creyendo en una realidad paralela. El periodismo español es muy dado al juego del teléfono, son pocos los periodistas que entienden otros idiomas, y los que sí los entienden no se esfuerzan por conocer o comprender otras realidades. Así que van interpretando los hechos como pueden, de manera colectiva.

La semana pasada Ann Coulter dijo en el programa de Sean Hannity que en lo que respecta a la crisis de la frontera con México, considera que EEUU debería reaccionar como lo haría Netanyahu. Agregó que se han encontrado más de 100 túneles en la frontera que el cartel de la droga en México utiliza para traficar armas, drogas, y para pasar la frontera ilegalmente, y que considera que eso es una invasión. Con la primera parte de esa declaración buscaba provocar a los progresistas y funcionó bastante bien, al día siguiente todo México la insultaba en Twitter.

Ann Coulter jamás habló de bombardear a nadie, desde luego, su comentario se entiende perfectamente si entiendes inglés y tienes un mínimo de sentido común. Pedía al gobierno americano intervenir militarmente la frontera para destruir los túneles que han construido los cárteles de la droga. Ese es el objetivo de la incursión israelí en Gaza, y lo que Ann coulter considera que debería hacer EEUU. Pero en México los periodistas se informan en twitter por medio de hashtags. Al día siguiente Ann Coulter era noticia en todos los periódicos mexicanos por “pedir que EEUU bombardee México”. Un español indignado puso una de las noticias en Menéame y llegó a la portada:

Y los periodistas españoles que se informan en Menéame.net cogieron la pobre noticia mexicana como cierta, no la contrastaron, elaboraron su propia versión de la realidad, y lo pusieron por escrito en los periódicos:

El detalle de comparar a Ann Coulter con Hermann Tertsch es interesante porque evidencia la forma a la que han acostumbrado al español a interpretar lo que ocurre fuera de sus fronteras, por medio de un sistema de equivalencias incompletas en el que para entender cualquier cosa, persona, o hecho, ha de trasladarse a lo conocido, ha de convertirse en el reflejo de algo cercano. En lugar de explicarle al español lo que está ocurriendo en el mundo y ponerlo en contacto con realidades diferentes a la suya, el periodista español se ahorra el trabajo (tanto el de comprender como el de explicar lo que ocurre), y en cambio usa un sistema de sustituciones, de símiles, con el panorama español, aunque no se ajusten a la realidad.

Ann Coulter tiene una larga trayectoria, cualquier persona que esté en contacto con la realidad americana sabe quién es Ann Coulter, pero los periodistas españoles acaban de conocerla sencillamente porque habló de México y los mexicanos “tradujeron” sus declaraciones al español, esa es la única razón por la que los periodistas en España acaban de descubrir a Ann Coulter, porque sino hubiesen ignorado su existencia posiblemente para siempre. Para entender quién es Ann Coulter en lugar de escuchar sus declaraciones, de leer sus libros, y de entender quién es ella en su esencia individual, ellos eligen la ruta fácil de encajar una comparación como sea, entonces Ann Coulter es la Hermann Tertsch de ese Universo y listo, aunque ambos escritores tengan poco que ver.

Esto es solamente un ejemplo de cómo se fabrican historias en los medios españoles, y lo pobre que es el periodismo en España. Cosas como esta ocurren todos los días. Por eso no sorprende que los españoles en general tengan opiniones tan extrañas acerca de conflictos extranjeros, es porque su realidad está mediada, filtrada, por periodistas como estos, gente que tergiversa los hechos sin mucho problema, no por maldad, sino por incompetencia.

Para que entiendas el problema, seguramente has escuchado a alguien decir que es mejor ver las series de televisión en su idioma original porque si las ves dobladas te pierdes la mitad de lo que ocurre. Es cierto, pero las omisiones y las distorsiones no solo ocurren con las series de televisión. Imagina lo que ocurre con las noticias internacionales. El mecanismo es el mismo pero en lugar de ser una serie de ficción son hechos reales, son situaciones que están ocurriendo en este momento en el mundo, noticias acerca de personas que existen de verdad, y al leer noticias internacionales en medios españoles no solo “te pierdes la mitad” es que rellenas la otra mitad con fantasía.

Neolengua

August 11th, 2014

Hasta la década de los 60 la palabra “élite” tenía una connotación positiva. Se usaba para referirse a los mejores en algo. Las mejores universidades se autodenominaban “universidad de élite” porque formaban a los mejores profesionales y por lo tanto a los futuros líderes. Las élites eran aquellos que hacían bien su trabajo.

Tras 60 años de marxismo cultural, han socavado sistemáticamente las bases del idioma como una maniobra de judo en la que las palabras inconvenientes para el marxismo son vaciadas de significado y redefinidas en el imaginario popular. En una sociedad marxista no existen élites y por lo tanto la palabra “élite” como algo positivo representaba un problema. Por esa razón a la palabra “élite” le cambiaron el significado y la transformaron en sinónimo de desigualdad y privilegio.

Sin embargo si un día necesitas operarte te gustará que lo haga el mejor cirujano, no el que se licenció en una universidad que no te suena y aprobó con una nota media de 6. Porque cuando una cosa es importante sigue siéndolo independientemente de la palabra que le pongas, por más que retuerzas el lenguaje todos queremos el mejor cirujano que podamos pagar.

¿Qué tipo de plantas puedo poner en mi casa?

August 9th, 2014

El otro día estaba viendo fotos en una revista y comprendí de golpe que es importante tener plantas en tu casa. En mi casa no hay ninguna porque viajo mucho y nunca sé si estaré ahí para regarlas, pero viendo el espacio creo que mi casa se presta para ello porque tengo una terraza grande y entra bastante luz natural por las ventanas.

He ido a algunas tiendas con la intención de comprar algunas plantas para mi casa, pero el problema es que no sé qué tipo de plantas poner ni en qué lugar. La verdad es que soy una persona que por naturaleza concibe su entorno de una manera utilitaria y por eso no tengo una inclinación espontánea hacia la decoración. En resúmen: no he podido comprar nada porque no sé qué comprar.

Entonces pensé que sería una buena idea preguntaros a vosotros, como hay todo tipo de gente que lee mi blog quizás alguno sabe de plantas o de decoración y me puede ayudar a elegir qué poner y dónde. Sólo tengo algunas ideas generales de lo que quiero (y lo que no quiero) hacer:

Sigue leyendo el resto del post »

El problema con el pacifismo

August 5th, 2014

Es que parece indicar que si tú y yo no queremos pelear, nadie más querrá hacerlo. El pacifismo adolece del problema del mono número 100. Si el primer mono no quiere pelear, y tampoco pelea el segundo, ni el tercero, ni el cuarto, basta con que el mono número 100 sea violento para que se convierta en el líder de los otros 99 monos y se acabó la paz. No toda la violencia es mala porque para defenderse del mono número 100 a veces hay que usarla. El problema está en la intención.

Las 10 reglas de los comentarios

August 2nd, 2014

A lo largo de cuatro años he experimentado con los comentarios de mil formas diferentes. En un principio los comentarios estaban abiertos, sin moderación, e incluso había un foro. Pero rápidamente me di cuenta de que este sistema es el preferido por la masa por una simple razón: la mayoría vienen a los blogs a comentar porque están aburridos y quieren llenar su cuota de protagonismo del día. Así que si dejo los comentarios abiertos se convierte todo en un desorden de disparates e insultos que no aportan nada positivo a los debates.

Después probé quitar los comentarios y dejar las discusiones para Facebook. Supuse que gran parte del problema era el anonimato y como en Facebook la gente escribe con nombre y apellido, las conversaciones se moderarían solas. Funcionó bastante bien pero cada vez que alguien decía algo realmente valioso en Facebook me daba mucha lástima pensar que nadie más podría leerlo y que una vez que desapareciera el post del timeline su comentario se perdería para siempre. Con los comentarios en los artículos eso no sucede porque acompañan al texto para siempre, con lo que cualquier persona que pinche sobre un enlace al blog podrá leer las perspectivas de los demás.

Así que ahora estoy probando la tercera vía que es permitir los comentarios en el blog pero con moderación. Es decir, que debo invertir parte de mi tiempo en leer vuestros comentarios cada día antes de decidir si deben ir o no junto al texto. Este trabajo toma mucho tiempo y esfuerzo porque de los cientos de comentarios que recibo solo apruebo como mucho un tercio, y tengo que leerlos todos al completo antes de decidir si merecen la pena o no. Como me toma tanto tiempo a veces paso un par de días sin aprobar o eliminar comentarios. 

Sigue leyendo el resto del post »

Hay que recuperar la bandera

July 27th, 2014

En un artículo una persona que se autodenomina de izquierdas comentó que le resulta espeluznante que los judíos nos consideremos una gran familia. Agrega que para él todas las banderas “están manchadas de mierda y sangre” porque son la causa directa de todas las guerras y las matanzas del mundo por hacer una diferencia entre “ellos” y “nosotros”. Para finalizar explica, con un aire de superioridad moral, que la izquierda no divide el mundo, que para la izquierda toda la humanidad es una gran familia porque todos somos hermanos.

Sigue leyendo el resto del post »