La Sala Bataclán y por qué no va a parar de morir gente

November 17, 2015

Si 4chan es el lugar donde todo el mundo puede decir lo que piensa porque se escribe de manera anónima y por lo tanto lo políticamente correcto se hace innecesario, Reddit es justo lo contrario. Reddit es el nido de evangelizadores progresistas más grande de internet, y allí ha sido votado hasta la portada el post de alguien que enlaza a una entrevista que hizo un periodista en las calles de Francia sobre los atentados terroristas de hace 2 días.

El título parece ser algo directo y hasta sencillo: un padre francés y su hijo dan una entrevista acerca de los ataques en Francia que al autor del post le parece adorable. Todos tenemos una imagen mental más o menos formada de lo que vamos a encontrar dentro de ese post. Pero cuando hacemos click nos encontramos con la siguiente imagen:

El señor y su hijo no son franceses, son asiáticos. El señor y su hijo viven en Francia, imagino que gracias a las bondades del crisol cultural y desde hace un par de generaciones porque no parecen tener acento extranjero. Pero eso no los hace franceses. Los hace inmigrantes. Los hace parte del problema. Es una entrevista que hace un señor francés, a un señor asiático y su hijo sobre los problemas que tiene Francia.

Sin embargo, al escuchar la entrevista nos damos cuenta de que, a diferencia de muchos de los musulmanes, esta familia de asiáticos se ha asimilado con soltura a la mentalidad predominante en Francia. Si escuchas al padre hablar no se te ocurriría pensar que fue criado en otro lugar que en Europa. Por la fuerza de sus convicciones parecería que fue criado en un hogar francés, pero aunque no es más que una especulación mía, supongo que el trabajo lo hizo alguna de las universidades europeas en las que el padre pudo haberse formado.

Lo peor no es el título del vídeo sino la entrevista como tal. Por lo que dicen, da igual el origen de los entrevistados, el pueblo al que pertenecen. A medida que escuchamos a este padre hablar con su hijo nos damos cuenta de que estamos en presencia del momento justo en el que nace un socialista. Podemos ver en el vídeo cómo la mente nueva, fresca, e intacta de un niño normal se retuerce dentro de su cráneo tratando de comprender exactamente qué quiere decirle su padre. Al final, aunque la explicación carece totalmente de sentido y su cara de confusión no cambia, el niño acepta con resignación la explicación.

Antes de que el padre contaminara su cabeza con creencias de este tipo, este era un niño normal con habilidad para distinguir el bien del mal, con capacidad natural para usar el sentido común, y con una preocupación sana por su propia supervivencia y la de su grupo. El padre le enseña a ir en contra de todos sus instintos y a tomar decisiones que ponen en peligro su vida simplemente porque es lo que los demás desean escuchar. Es decir, el padre utiliza una tragedia para inculcarle al hijo la cultura de lo políticamente correcto como un testigo de jehová usaría la muerte de un ser querido para convertir a alguien.

Si no entiendes francés ni inglés, o te da pereza ver el vídeo, he traducido la entrevista al español para que puedas leerla:

El periodista (al niño): “¿entiendes lo que ha ocurrido? ¿entiendes por qué hicieron eso?”

El niño: “Sí, porque son muy muy malos. Los hombres malos no son muy buenos. Y…. y tenemos que tener mucho cuidado porque ahora tenemos que cambiarnos de casa”

El padre (al niño): “Oh, no, no te preocupes… no tenemos que mudarnos a otro lugar. Francia es nuestro hogar.”

El niño (al padre): “Pero hay hombres malos, papá”

El padre: “Sí, pero hombres malos los hay en todas partes… están en todas partes”

El niño: “Tienen pistolas, pueden dispararnos porque son muy muy malos, papá”

El padre: “Está bien… puede ser que ellos tengan pistolas, pero nosotros tenemos flores”

¡Flores!

El niño no se lo traga: “pero las flores no hacen nada… están para… están para…”

El niño no sabe por qué el padre le está hablando de flores cuando él le está hablando de la posibilidad real de que los terroristas que mataron a 120 personas el día anterior en su ciudad lo maten el día de mañana a él y a su padre. Pero el padre insiste.

El padre: “Por supuesto que sí hacen cosas, mira, todo el mundo está dejando flores. Son para pelear en contra de las pistolas.”

El niño (con cara de confusión): “¿son para protegerse?”

El padre: “exactamente”

El niño: “¿y las velas también?”

El Padre: “Es para recordar a la gente que se fue ayer”

El niño: “Las flores y las velas están aquí para protegernos”

El periodista (como dando por válido este nuevo bautizo): “¿Te sientes ahora mejor?”

El niño (con cara de no entender mucho): “sí, me siento mejor”

El niño en este intercambio está haciendo el papel que debería estar haciendo el padre. El niño, que por cierto no debe tener más de cinco años, está diciéndole al padre que tienen que irse de Francia, posiblemente hacia China o el país asiático que sea del que salieron él y su familia, porque ya no es seguro estar en Francia, y el padre le responde que flores, imagine all the people.

Estaría muy bien que tragedias como la de Francia sirvieran para que la gente en general sacara sus conclusiones con respecto a la inmigración masiva de gente que proviene de culturas que tienen poco que ver con las nuestras, o con respecto a la seguridad y la mejor forma de protegerse de este tipo de ataques.

Estaría bien, por ejemplo, que saliera la gente a la calle a protestar, no ya en contra del islam que es la mantilla, sino en contra del torero que es el socialismo y sus nefastas consecuencias. Si ocurriera algo así y Europa aprendiera a defenderse, a levantar muros, a echar a todo refugiado e inmigrante ilegal de culturas variopintas que nada tienen que hacer en nuestros territorios, podríamos decir que hubo un silver lining en todo esto.

Pero para que eso ocurriese la gente tendría que actuar de manera racional y la gente es ante todo estúpida, cobarde, y complaciente. Por eso, cuando ocurren desgracias como estas, las generación de imbéciles que está criando a sus hijos hoy, aprovecha para inculcar en sus corazones la religión suicida de lo políticamente correcto. Porque si un poquito de socialismo produjo Bataclán la solución será beberse el frasco entero.

-->